Malasia.- El mejillón de agua dulce Pilsbryoconcha exilis ayuda a controlar el Streptococcus agalactiae en un sistema de cultivo de tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus) a escala de laboratorio. Esto permitirá reducir el riesgo de brotes de enfermedades bacterianas.

Debido a que los mejillones son capaces de “pastorear” fuertemente sobre las bacteria, los científicos de la University Malaysia Terengganu se plantearon como hipótesis que cuando los mejillones son cultivados con los peces, la eficiencia de filtración de los mejillones ayudará a mantener las poblaciones bacterianas bajo cierto umbral, lo que permitirá reducir el riesgo de brotes de enfermedades bacterianas.

Los científicos evaluaron la capacidad de filtración del mejillón P. exilis para controlar el S. agalactiae en un sistema de cultivo de tilapia a escala de laboratorio. Juveniles de tilapia, mejillones y bacterias fueron cultivados en diferentes combinaciones.

Según los resultados de los científicos, los mejillones reducen las poblaciones del bacterias en 83.6-87.1% en un período de tres semanas, mientras que en la ausencia de los mejillones, el conteo de poblaciones bacterianas se incrementó en 31.5%.

“La presencia de los también dio como resultado un crecimiento significativamente más alto y una menor mortalidad de juveniles de tilapia, que cuando los mejillones estaban ausentes” dijeron los científicos.

“Los resultados de este experimento sugieren que el mejillón de agua dulce P. exilis puede controlar las poblaciones de S. agalactiae en un sistema de cultivo de tilapia a escala de laboratorio” concluyen los científicos.

Referencia:
Othman, F., Islam, M. S., Sharifah, E. N., Shahrom-Harrison, F. and Hassan, A. (2015), Biological control of streptococcal infection in Nile tilapia Oreochromis niloticus (Linnaeus, 1758) using filter-feeding bivalve mussel Pilsbryoconcha exilis (Lea, 1838). Journal of Applied Ichthyology. doi: 10.1111/jai.12804
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jai.12804/abstract