Holanda.- Un nuevo estudio científico publicado en la revista Developmental & Comparative Immunology presenta una revisión de los enfoques actuales usados para desarrollar vacunas orales para la vacunación masiva de los peces de cultivo; además, ellos discuten las ventajas y desventajas de usar el pez cebra como animal modelo para acelerar el diseño y las pruebas de las vacunas para peces.

A la fecha existen vacunas disponibles para la mayoría de especies de peces de crianza; la mayoría para bacterias patógenas y sólo unas cuantas para virus. Dependiendo de la edad y el tamaño del pez, las vacunas comerciales son administrados oralmente (mezcla con el alimento), por inmersión (baño) o por inyección a través de la ruta intraperitoneal o intramuscular.

Científicos de la Wageningen University elaboraron una revisión científica que resume el conocimiento actual sobre las vacunas orales experimentales en humanos y especies veterinarias, con particular atención en los peces, concentrándose en el tipo de antígeno, dosis, encapsulación, así como los métodos de entrega. Además, ellos discutieron las ventajas y desventajas de emplear los peces cebra como una plataforma para nuevos enfoques de vacunación oral para las especies de peces de cultivo.

Los científicos indican que en el caso de los peces existen solo 5 vacunas orales en el mercado, contra un limitado número de patógenos y están disponibles para un muy pequeño número de especies de peces. “Cuando se considera la vasta diversidad de especies de peces de cultivo y sus patógenos, las vacunas orales actuales son de lejos insuficientes para cubrir los requerimientos del mercado” reportan los científicos.

Ellos también destacan que la vacunación oral en peces puede beneficiarse grandemente de los progresos realizados en las vacunas orales para humanos y veterinarios. “El uso de vectores vivos, por ejemplo adenovirus, o una atenuación más racional de patógenos entéricos, por ejemplo E. tarda o Vibrio anguillarum, así como la combinación de antígenos orales débiles con adyuvantes de la mucosa fuertes, por ejemplo enterotoxinas, aún no han sido totalmente explotadas en el desarrollo de vacunas para peces” resaltan los científicos.

“La inmunología de la mucosa de los peces, a pesar de los grandes esfuerzos desplegados en los últimos 30 años, aún está en la infancia, debido mayormente a la gran heterogeneidad de especies de teleósteos. Sin embargo, el descubrimiento de nuevos responsables en la inmunidad de la mucosa en peces en los últimos 5-10 años, mantiene el campo de la inmunidad de la mucos y vacunación como un área dinámica y en desarrollo” reportan los investigadores.

Finalmente, ellos indican que los peces cebra transgénicos o mutantes pueden apoyar y acelerar el desarrollo de vacunas en peces.

La investigación fue financiada por el Comisión Europea en el marco de la  7th Framework Programme for Research and Technological Development (FP7) de la Unión Europea y por la Netherlands Organisation for Scientific Research.

Referencia (abierto):
Embregts C. and M. Forlenza. 2016. Oral vaccination of fish: Lessons from humans and veterinary species. Developmental & Comparative Immunology, Volume 64, November 2016, Pages 118–137, Special Issue: Intestinal Immunity. http://dx.doi.org/10.1016/j.dci.2016.03.024
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0145305X16300982