Las enfermedades parasitarias que afectan las especies de peces pueden afectar significativamente la producción y el rendimiento económico acuícola. ParaFishControl es un proyecto de investigación europeo para enfrentar los desafíos de la prevención y gestión de las enfermedades para proteger la sostenibilidad y competitividad de la industria acuícola europea.

En septiembre, más de 70 científicos participantes del proyecto ParaFishControl, de 13 países europeos, así como de Canadá, se reunieron en Copenhagen (Dinamarca) para discutir los hallazgos de sus últimas investigaciones y mapear sus futuras estrategias de investigación. Su tarea: mejorar el conocimiento de las interacciones peces-parásitos y el desarrollo de herramientas de gestión. Por ejemplo: pruebas de diagnósticos, vacunas, mapas de riesgos, y manuales de mejores prácticas y manuales de gestión para la prevención, control y mitigación de las especies de parásitos más perjudiciales que afectan a los peces de cultivo europeos.

La coordinadora del proyecto ParaFishControl, Dr Ariadna Sitjà-Bobadilla, de la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) de España, explicó: “Este es un momento importante para ParaFishControl, El proyecto está solo en su fase inicial, pero ya tenemos avances significativos y 11 informes científicos publicados”.

“Las investigaciones publicadas por ParaFishControl incluyen: los efectos de los gusanos nematodos en los peces y la salud del consumidor, el rol de las comunidades de hongos como supresores de otros hongos; y la disminución en la intensidad de la infección del parásito de la branquia de la dorada después de alimentar a los peces infectados con una mezcla de compuestos” citó la investigadora.

Ella también destaca la descripción, por primera vez en Europa, del ciclo de vida de dos huéspedes de la especie myxozoan; y la revisión detallada de la hipótesis del “primer macrofago” para respuestas inmune polarizadas.

“Otro socio, la Universidad de Santiago de Compostela (USC), viene trabajando en la scuticociliatosis del turbot, una enfermedad causada por un protozoo, que ha sido reconocido como un problema emergente, infligiendo significativas pérdidas económicas en la industria acuícola mundial, debido a que afecta a diferentes especies de peces. Los científicos de USC han descubierto que los medicamentos antimalaria cloroquina y artemisinina, así como la sustancia química curcumina, que es producida por algunas plantas, inhiben algunas enzimas de este parásito. Estos hallazgos resaltan el potencial para el tratamiento de esta enfermedad en la acuicultura” agregó Sitjà-Bobadilla.

Puede descargar las publicaciones en:

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.