Dinamarca.- Estudio concluye que las proteínas recombinantes Aeromonas salmonicida 449, cuando se aplican en vacunas experimentales, protegen a la trucha arco iris contra la furunculosis.

Aeromonas salmonicida es el agente etiológico de la furunculosis uno de los principales problemas de salud en la acuicultura de salmónidos en todo el mundo. La furunculosis causa septicemia bacteriana que conduce a significativa pérdida económicas debido a la morbilidad y mortalidad de los peces.

La vacunación de los salmónidos contra la furunculosis es generalmente aplicado con vacunas que contienen bacterias A. salmonicida muertas. Estas vacunas proveen protección eficiente; sin embargo, el efecto profiláctico de las vacunas en la trucha arco es subóptima bajo las condiciones de campo.

Científicos de la University of Copenhagen y de la Technical University of Denmark, evaluaron la eficacia de vacunas de subunidades contra la infección de Aeromonas salmonicida en trucha arco iris. Ellos usaron el proteoma de A. salmonicida para identificar potenciales proteínas antígenas protectoras que fueron evaluadas en pruebas de desafío in vivo.

El informe científico indica que la supervivencia de los peces, después de tres semanas, mostró que todos peces inmunizados con 3 diferentes combinaciones de proteínas exhibieron significativamente menores mortalidades comparados con el grupo control.

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.