EEUU.- Cerca del 85% de los alimentos de origen acuático que se consumen en EEUU son importados. Un nuevo estudio de investigadores de Johns Hopkins Center for a Livable Future en la Bloomberg School of Public Health muestra que las evaluaciones realizadas por la Food and Drug Administration (FDA) a los alimentos de origen acuático importados son inadecuados para confirmar si son seguros o identificar riesgos.

Los hallazgos, publicados este mes en Environmental Science and Technology, resaltan las deficiencias en los programas de inspección para los alimentos de origen acuático importados, y muestran que tipos de animales acuáticos, y de que países, fallan frecuentemente en la inspección.

El estudio identifica que solo el 2% de todos los alimentos de origen acuático importados por EEUU son evaluados para determinar contaminación, mientras que en la Unión Europea, Japón y Canadá inspeccionan el 50%, 18% y 15% de ciertos productos importados, respectivamente. Cuando las pruebas se realizan en EEUU, residuos de medicamentos usados en la acuicultura son algunas veces hallados; por encima de ciertas concentraciones, estos medicamentos son peligrosos para los humanos.

David Love, PhD, líder del estudio, y sus colegas, obtuvieron datos de los programas de inspección de alimentos de origen acuático de las páginas webs del gobierno y de consultas directas a los organismos gubernamentales. Ellos analizaron el número de violaciones de los estándares de residuos de medicamentos en función de las especies de animales acuáticos, país exportador, tipo de medicamento, volumen importado y concentración del residuo.

Sus hallazgos indican que insuficientes datos para evaluar los riesgos a la salud asociados con los residuos de medicamentos en las importaciones de alimentos de origen acuático de EEUU. Asimismo, los investigadores informan la falta de transparencia en el protocolo y política de evaluación en EEUU. Un ejemplo de estos es que los registro públicos de la FDA no especifican cuando el pescado pasa inspección o si las pruebas fueron realizadas en muestras aleatorias o en muestras objetivos; estas distinciones son críticas para evaluar la prevalencia de residuos de medicamentos.

Los investigadores muestran que la FDA sólo hace pruebas para 13 tipos de residuos de medicamentos; en contraste a las agencias de inspección de la UE y Japón que evalúan 34 y 27 medicamentos, respectivamente. Esta discrepancia sugiere que los productores de alimentos de origen acuático pueden usar muchos medicamentos para los cuales EEUU no tienen pruebas.

Las importaciones a EEUU, UE, Canadá y Japón con las mayores frecuencias de violaciones a los estándares de medicamentos fueron camarones (marinos y río), anguila, cangrejos, bagre o pangasius, tilapia y salmón. Vietnam, China, Tailandia, Indonesia, Taiwan, India y Malasia fueron identificados como los exportadores con más violaciones.