Reino Unido.- Un nuevo proyecto viene explorando la conversión de lo desechos del procesamiento de pescado en productos con valor agregado, como nutracéuticos, mientras que buscan volver “más verde” la industria pesquera en los países en desarrollo.

En promedio sólo el 50% de cada pescado puede ser vendido como filete para consumo. Frecuentemente las cabezas de pescado, vísceras, piel y huesos son descartados. En este contexto, el proyecto SECUREFISH, financiado por la Unión Europea, tiene como objetivo el reducir los desechos post-cosecha en el sector pesquero, mientras que se convierte en más amigable con el medio ambiente el procesamiento de pescado en los países en desarrollo.

“Usamos los productos de desecho que incluyen piel y huesos de pescado, y procesamos las proteínas, a través de hidrolosis, en péptidos bioactivos” explicó el coordinador del proyecto Nazlin Howell, profesor de Bioquímica de los alimentos en la University of Surrey.

Los científicos han descubierto que algunos de los péptidos bioactivos aislados de los desechos de pescado exhiben una actividad parecida a los medicamentos que reducen la presión sanguínea, denominados inhibidores ACE. Otros péptidos exhiben propiedades antioxidantes y pueden reducir los tipos de oxígeno reactivos en las células. Estas actividades podrían tener implicaciones para la enfermedad cardiovascular y la prevención del cáncer.

Algunos expertos respaldan la idea de convertir estos péptidos en nutracéuticos. “La explotación de los péptidos bioactivos de los materiales de desechos es muy nueva y una buena idea” dijo Elizabeth Lund, consultora independiente especializada en nutrición y salud gastrointestional.

El objetivo del proyecto es probar todo el proceso de convertir estos péptidos bioactivos en productos de alto valor, directamente en los países en desarrollo. El próximo paso, incluye pruebas de campos, en donde se incorporará los avances logrados por otros socios del proyecto para hacer a la pesca una actividad sustentable. Howell explica “Llevaremos las herramientas de procesamiento (conservación del pescado, la herramienta de gestión de la calidad total (para evaluar los aspectos ambientales, salud y seguridad) y las nuevas proteínas y péptidos para hacer nuevos productos (alimentos) en los países en desarrollo”.

En particular, casos de estudio serán implementados en África (Kenia, Namibia y Ghana) y Asia (India y Malasia), además de Argentina.

Mayor información aquí.
http://www.securefish.net/