Noruega.- Después de varios años de investigación, Nofima desarrolló un método de envase que permite mantener la frescura del salmón hasta por 20 días. Superfresh es el nombre del empaque que Vartdal Plastindustrier esta lanzando en la feria de alimentos de origen acuático que se realiza en Bruselas durante esta semana.

Superfresh es una forma de envase en el cual el salmón es ubicado en un emisor de CO2 que consiste de polvo para hornear y ácido cítrico, entre otras cosas, y luego se envasa de una forma que el aires es removido del empaque antes de que se selle. Este método de envasado se llama Modified Atmosphere Packaging (MAP). Con el método Superfresch, el salmón puede permanecer fresco hasta por 20 días a una temperatura baja constante, o de 10 a 12 días a cuatro grados sobre cero.

La investigación inicial estaba destinada a encontrar un método de envasado diseñado para los filetes de bacalao y salmón, pero mismo método puede ser eventualmente usado para otros tipos de pescado y también para la carne.

“Después que el paquete se sella, se libera el CO2 y este también tiene propiedades absorbentes. Este emisor de CO2 se ha adaptado para el producto, de modo que no cambia el valor del pH del pescado, y las pruebas sensoriales también han demostrado que el pescado a menudo tiene una calidad superior a los métodos de embalaje comparables” dijo Marit Kvalvåg Pettersen, científico principal en Nofima. Ella ha sido responsable de la investigación los últimos años.

Empaque de consumo

Como primera etapa del proyecto, el empaque para los consumidores ya está listo para el mercado, pero los empaques para el transporte se vienen desarrollando. En adición a la extensión de la vida útil, este método de embalaje también tiene considerable ventajas para el transporte. El nuevo método requiere un menor volumen y el producto puede ser transportado con otros alimentos. Un gran volumen de pescado aun viene siendo transportado en cajas con hielo, lo que significa más volumen y también más peso, debido a todo el hielo.

Superfresh está en producción y listo para el mercado. “Estamos muy entusiasmados sobre cómo va a ser recibido por el mercado. Prevemos dos grupos principales que podrían beneficiarse de este método de envasado para productos alimenticios frescos. Uno de ellos es la industria que prepara y sirve los alimentos, que nosotros denominados el segmento HORECA en nuestra terminología. El otro es el mercado de consumo, donde este emisor de CO2 puede ser usado en una variedad de empaques” dijo Jan Endre Vartdal, Director de Vartdal Plastindustrier.

Adaptado al tamaño del pescado

Hay varios factores que hacen de Superfresh una verdadera innovación. En primer lugar, el envase es adecuado para los diferentes tipos y tamaños de pescado, así como para dar una cantidad óptima de gas CO2. En segundo lugar, el concepto total de embalaje hace que el salmón, por ejemplo, pueda permanecer fresco hasta por 20 días bajo condiciones ideales, lo que significa un grado por encima de cero.

El concepto Superfresh es presentado en Bruselas con una caja EPS; esta caja consiste de 98% de aire y 2% de poliestireno, y es un material comúnmente utilizado en las cajas de pescado.

“El emisor de CO2 cuesta un poco más que los absorbentes ordinarios, pero hace que el producto se mantenga mejor, así que puede ayudar a reducir el desperdicio de alimentos” dijo Vartdal.

La investigación es financiada por la Research Council of Norway, a través de sus programas FORNY y MAT, además de Innovation Norway, Nofima, Vartdal Plast y dos procesadores de pescado. El emisor de CO2 es producido por Cellcomb Foodpad en Suecia.

Contacto:
Marit Kvalvåg Pettersen
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Phone: +47 64970280