VALENCIA, España (EFE).- La Universidad Politécnica de Valencia ha acogido hoy el primer encuentro del proyecto europeo Pro-Eel en el que un centenar de expertos en Acuicultura han presentado los nuevos avances en tratamientos hormonales para la reproducción en cautividad de la anguila europea, una especie en peligro de supervivencia.

Así lo han informado a EFE fuentes de su organización quienes han señalado que poblaciones naturales de la anguila han disminuido de forma significativa, llegando a una situación que incluso pone en peligro su supervivencia.

De hecho, la anguila fue incluida en la lista de especies amenazadas del CITES (Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora), lo que llevó a la Comisión Europea a adoptar medidas para la protección y recuperación de la especie, siendo una de las prioridades su reproducción en cautividad.

Este es el objetivo del proyecto Pro-Eel, cuyos últimos avances se han presentado hoy en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Valencia.

Según han apuntado los expertos reunidos hoy en la UPV, la cría en cautividad de la anguila se ve obstaculizada por complejos mecanismos de control hormonales que inhiben la maduración de las anguilas.

La inhibición se establece durante el proceso de plateado que prepara a las anguilas para la migración a su área de desove en el Mar de los Sargazos.

El objetivo principal del proyecto es llegar a producir larvas capaces de empezar a alimentarse por sí mismas unos días después de la eclosión de los huevos.

Tras dos años de trabajo, los investigadores han conseguido importantes avances en aspectos como la alimentación y selección de reproductores, protocolos para la inducción hormonal de machos y hembras, el control hormonal de la reproducción, la fertilización y la producción de huevos y larvas viables.

"Los resultados de los primeros años de experimentos muestran un alto potencial para una producción viable de las larvas", ha señalado Jonna Tomkiewicz, coordinadora del proyecto e investigadora de la Universidad Técnica de Dinamarca, uno de los centro de referencia de todo el mundo en este campo de la acuicultura.

"A lo largo de estos dos años hemos conseguido importantes progresos, a través de diferentes métodos, para conseguir la reproducción en cautividad de la anguila europea, ha añadido Juan Francisco Asturiano, investigador del Grupo de Acuicultura y Biodiversidad del Instituto de Ciencia y Tecnología Animal de la UPV.

La participación del Grupo de Acuicultura y Biodiversidad de la UPV en este proyecto se centra en el desarrollo de protocolos basados en el control de parámetros ambientales y tratamientos hormonales que hay que aplicar a las anguilas para que se reproduzcan en cautividad.

Asimismo, realizan estudios sobre la expresión de genes clave en la reproducción de peces, así como sobre el papel fisiológico de hormonas y otros factores implicados en los procesos endocrinos que controlan la producción de esperma y de huevos de calidad.