Tromsø, Noruega.- En el ganado terrestre, los animales son tan diferentes que ellos frecuentemente tienen sobrenombres, pero miles de peces de cultivo lucen similares, así que es una sorpresa conocer que los peces podrían tener “personalidades diferentes”.

Los científicos en Nofima han estudiado el comportamiento individual del bacalao del Atlántico, con la finalidad de examinar si pueden criar peces que se adapten mejor a una vida en cautiverio.

Nofima viene desarrollando el National Cod Breeding Programme en la isla Kvaløya cerca de Tromsø. Los científicos vienen trabajando desde hace 11 años en la crianza de bacalao del Atlántico, lo cual formará la base del cultivo del bacalao en el futuro.

Algunas veces entender los que pasa e un grupo grande de peces de cultivo es sólo posible mediante el estudio individual de los peces. Como los peces reaccionan a las situaciones de estrés o que amenazan su vida provee un indicio de cuan robusto o menos miedosos son ellos para vivir en cautiverio (sistemas de acuicultura).

Un típica respuesta del miedo es que los peces se detengan, pero con toda probabilidad el pez trata de determinar cuan peligrosa es la situación.

Durante un proyecto denominado MARWEL, los científicos de Nofima han estudiado en extenso las diferencias de comportamiento entre las familias de bacalao. Los científicos midieron la respuesta de miedo de forma individual a peces provenientes de 15 familias diferentes de bacalao, y usaron esto para calcular la heredabilidad del comportamiento de los peces.

“Las pruebas demostraron una gran variación en la respuesta de los peces y aclararon las diferencias entre las familias. Todos los bacalaos reducen su velocidad de natación y se movieron hacia el borde del tanque cuando sintieron miedo. Sin embargo, cuando no había ningún estimulo que les genere temor regresaron pronto a su comportamiento normal. Pero para otros, la reacción fue fuerte y menos prolongada. Estas son características fundamentales, que con toda seguridad, seguirá el bacalao durante toda su vida. La genética representa del 20 al 30% de las variaciones en la actividad de natación y cuan prolongado están los peces en medio del tanque a lo largo de los bordes” dijo la directora de investigación, Ingrid Olesen y el investigador principal Børge Damsgård de Nofima.

Los científicos usaron avanzada tecnología de video para estudiar como los peces, de forma individual, reaccionan. Nofima tiene varios años desarrollando métodos para medir que influye el comportamiento en los peces. Ejemplos típicos incluyen la actividad de natación, comportamiento de alimentación, nivel de miedo o respuesta a las situaciones que generan estrés.

“Esta prueba mostró que la reproducción artificial puede ser una importante herramienta para desarrollar un pez con un comportamiento bueno y deseado, pero aun tenemos conocimientos insuficientes sobre que influye estas diferencias individuales y que características pueden ser reproducidas” destacaron los dos científicos.

Contacto:
Børge Damsgård
Senior Scientist
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Phone: +47 77 62 90 02

Ingrid Olesen
Director of Research, Breeding and genetics
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Phone: +47 64 97 04 38
Cellphone: +47 976 94 098