Zurich, Alemania.- ¿Pueden ser las microalgas el combustibles en el futuro? Los científicos vienen afinando una tecnología que transforma la biomasa algal húmeda en biogás que es compatible con la infraestructura de gas natural existente en la actualidad.

El biogás derivado de las microalgas se esta convirtiendo en un alternativa prometedora a los combustibles fósiles. En los últimos años, los científicos en el Paul Scherrer Institute (PSI) y EPFL han desarrollado SunCHem, un recurso y un proceso eficiente de energía, para cultivar microalgas y convertirlos en gas natural sintético, un biocombustible que es totalmente compatible con las redes de distribución de gas actuales.

En un artículo publicado a finales de enero del 2014, los científicos presentaron uno de las primeras tecnologías de conversión continua de biomasa a biogás. El artículo apareció publicado online en la revista Catalysis Today.

Mientras que a la naturaleza le toma millones de años el transformar la biomasa en biogás, el proceso SunCHem requiere de menos de una hora. El secreto detrás de estos es un proceso denominado gasificación hidrotermal. En primer lugar, las algas ricas en aguas es calentado bajo presión a un estado líquido súpercritico, de casi 400 oC. En este estado súpercritico, el agua disuelve la materia orgánica presente en la biomasa, mientras que las sale inorgánicas se vuelven menos soluble en la presencia de una catalizador, que se divide entonces en agua, CO2 y el biogás rico en metano.

Aunque el enfoque es todavía alrededor de cinco a siete veces demasiado caro para competir con el gas natural, las microalgas evaden muchas de las criticas que otras fuentes de combustibles enfrentan.

Para ahorrar recursos, reducir los costes y aumentar la eficiencia global del proceso, todo el sistema se puede ejecutar en un lugar cerrado. “Algunos nutrientes como los fosfatos son recursos limitados, que podemos recuperar cuando se gasifica la biomasa. Introducirlos al agua donde cultivamos algas tienen un efecto espectacular en su crecimiento” dijo Mariluz Bagnoud, uno de los autores líderes de la publicación.

Para la publicación, los científicos probaron la factibilidad de implementar el sistema como un proceso continuo. Pero ellos también encontraron que la realimentación de agua y nutrientes durante largos períodos de tiempo conduce a una degradación del rendimiento del sistema.

Referencia:
Mariluz Bagnoud-Velásquez, Martin Brandenberger, Frédéric Vogel, Christian Ludwig; "Continuous catalytic hydrothermal gasification of algal biomass and case study on toxicity of aluminum as a step toward effluents recycling." Catalysis Today, Volume 223, 15 March 2014
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0920586113006603