EEUU.- Una revisión del uso y del cultivo de las microalgas en los hatcheries de camarón acaba de ser publicado, y los científicos resaltan la necesidad de investigar la optimización de las dietas algales para la crianza de la semilla de camarón blanco (Litopenaeus vannamei) en los hatcheries de Asia.

A pesar de sus funciones críticas en la cadena de producción acuícola, las microalgas no han sido documentadas exhaustivamente, en comparación con muchos otros organismos cultivados.

La acuicultura del camarón se ha incrementando rápidamente durante las últimas décadas, y el camarón de cultivo continua dominando los mercados internacionales de alimentos de origen acuático. El camarón blanco se ha vuelto muy popular y ha sido introducido en la mayoría de los países del sureste de Asia.

Debido a que la demanda por los productos de camarón en los mercados internacionales sigue creciendo, el abastecimiento de larvas y postlarvas de camarón para los productores es necesario para satisfacer la creciente demanda. Por consiguiente, la producción de semilla en los hatcheries es un paso crítico en la cadena de producción.

Según un programa de investigación que explora la posibilidad de usar microalgas locales, que cumplan las necesidades nutricionales en los hatcheries de camarón, pueden contribuir a asegurar que los protocolos de los hatcheries son conducidos apropiadamente para criar larvas y postlarvas de camarón.

Los aislados locales de microalgas reducirán los costos de transporte y podría ayudar a los pequeños productores a incrementar la productividad y de esta forma sus ingresos. El cultivo local de microalgas también asegurará un abastecimiento continuo de alimentos vivo para los hatcheries acuícolas, particularmente para los hatcheries de camarón.

En su estudio los científicos del Fisheries and Aquaculture Department de la University of Rhode Island en EEUU, de la University of Halu Oleo de Indonesia y del Northeast Fisheries Science Center del NOAA Fisheries Service de EEUU, encontraron que, en base al análisis del ciclo de vida de la producción de microalgas para la acuicultura, el reciclado de nutrientes y el ahorro de energía fueron identificados como las formas de incrementar la sustentabilidad de la producción de microalgas.

Considerando que las microalgas son parte importante de los hatcheries de camarón, los científicos presentaron una revisión que discute el uso de las microalgas para alimentar las primeras etapas de camarón blanco, además de algunos factores ambientales que afectan el crecimiento y el contenido nutricional de las microalgas necesarias para el crecimiento y desarrollo del camarón.

La alimentación del camarón durante la producción en hatchery depende de las microalgas vivas, a pesar de los esfuerzos que se han hecho para encontrar dietas alternativas. La producción exitosa de microalgas depende de numerosos factores ambientales como el medio de cultivo, la intensidad de luz, temperatura, salinidad y pH.

Referencia:
Iba W., M. Rice and G. Wikfors. Microalgae in Eastern Pacific White Shrimp, Litopenaeus vannamei (Boone 1931) hatcheries: A Review on Roles and Culture Environments. Asian Fisheries Science 27 (2014): 212-233