Lowestoft, Reino Unido.- Científicas encuestaron a los aficionados de los ornamentales para evaluar la biodiversidad de los mayores grupos de peces e invertebrados que se crían en los acuarios y las motivaciones para elegir sus compras; además de determinar su potencial acuícola y las actitudes de los aficionados con el concepto de comercio sustentable de acuarios.

El comercio de ornamentales marinos viene generando un gran impacto ambiental y biológico, así que no sorprende que el crecimiento de la industria sea visto como una directa amenaza para la conservación de los ambientes marinos. Muchos informes indican que el número de especies están disminuyendo en respuesta a la recolección. Sin embargo, el comercio es altamente especie específica y de bajo volumen, y por consiguiente, tiene un gran potencial para proveer sustento a las comunidades costeras.

El comercio de especies ornamentales marinos han crecido dramáticamente durante la última década con un estimado de 10 millones de invertebrados recolectados cada año. Además, el tamaño de la industria probablemente sea más grande de los estimado. El incremento de la demanda por ornamentales marinos ha sido impulsado por cambios en las preferencias de los consumidores durante los últimos 10 a 15 años, de sistemas de un sólo pez a arrecifes en miniatura.

Aunque algunos estudios recientes han evaluado el volumen del comercio de algunas especies ornamentales, estos se han concentrado en la recolección y la cadena de abastecimiento de la industria; no obstante, se carece de una evaluación en la diversidad de las especies en el punto final de la cadena de custodia. Las científicas Joanna M. Murray, del Fisheries and Aquaculture Science, y Gordon J. Watson del Institute of Marine Sciences, realizaron una encuesta a aficionados para evaluar la biodiversidad de los principales grupos de peces e invertebrados que se usan como ornamentales y las motivaciones para tomar sus decisiones de compra.

Por otro lado, la preocupación sobre la sustentabilidad de la industria de los acuarios ha impulsado avances en la acuicultura como una alternativa a la recolección de las especies silvestrs, con la finalidad de satisfacer la demanda. Los recientes avances se han concentrado en el desarrollo de técnicas de cultivo y procesos, pero no han evaluado directamente la capacidad de la industria acuícola para proveer alternativas provenientes de cultivo. Las científicas han evaluado el potencial acuícola de familias y grupos claves, además de identificar aquellos grupos con bajos número de cosecha (menor preocupación) y aquellos que requieren de gestión pesquera.

Finalmente, las científicas evaluaron las actitudes de los aficionados con respecto al concepto de “comercio sustentable de acuarios”, además de su apoyo a la acuicultura y su disponibilidad a pagar un precio adicional “verde” para los organismos cultivados.

Según los resultados de las científicas 269 especies ornamentales marinas (peces payasos, peces ángel, caballito de mar, entre otros) han sido reproducido con éxito por los aficionados. Sin embargo, ellas indican que existe una alta demanda y escasas técnicas acuícolas para varios grupos entre los cuales se incluyen las estrellas de mar, anémonas y cangrejos ermitaños.

Las científicas indican que  sólo el 40% de los aficionados están de acuerdo con el concepto de “comercio sostenible de acuarios”.

Finalmente, ellas concluyen que el esquema de certificación establecida con el apoyo del gobierno es la vía más efectiva para regular la industria.

Referencia:
Murray JM, Watson GJ (2014) A Critical Assessment of Marine Aquarist Biodiversity Data and Commercial Aquaculture: Identifying Gaps in Culture Initiatives to Inform Local Fisheries Managers. PLoS ONE 9(9): e105982. doi:10.1371/journal.pone.0105982
http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0105982