Indiana, EEUU.- El servicio de extensión de la Purdue University ha publicado una revisión sobre las prácticas de gestión básica en los sistemas biofloc para el cultivo de camarón marino.

En los últimos años se ha incrementado el número de emprendimientos en la acuicultura del camarón marino. Con el incremento de las ventas anuales, la actividad se ha convertido en una parte importante de la economía del estado. 

En este contexto, el servicio de extensión de la Purdue University acaba de publicar la revisión científica: “Marine Shrimp Biofloc Systems: Basic Management Practices”, elaborada por bob Rode, especialista en acuicultura, donde se resume las prácticas de gestión básica para la mayoría de productores de camarón marino (Litopenaeus vannamei) en Indiana.

El método predominante de crianza de camarón en Indiana usa el sistema de tratamiento de agua biofloc para luchar con los desechos metabólicos asociados con la producción.

De acuerdo con el documento, los sistemas biofloc remueven los desechos metabólicos de los sistemas de producción acuáticos; ellos reemplazan los biofiltros en los sistemas de recirculación de agua clara. Las bacterias que convierten el amonio en nitratos son cultivadas en el mismo tanque de crianza, estas forman agregados o colonias (biofloc) suspendidos en la columna de agua, que en el caso del camarón, se convierten en una fuente adicional de alimento.
 
Por otro lado, el estudio indica que la densidad de cultivo del camarón en los sistemas biofloc varían de 250 a 500 postlarvas/m2. La producción en estos sistemas va de 3-7 kg/m2 o 3-9 kg/m3. Las conversiones del alimento varían de 1.2:1 a 1.6:1.

Referencia:
Rode, R. 2014. Marine Shrimp Biofloc Systems: Basic Management Practices. Purdue University. 6 p.
https://extension.purdue.edu/extmedia/FNR/FNR-495-W.pdf