Noruega.- Los científicos están muy interesados en clasificar al salmón de cultivo y proporcionarles el ejercicio correcto durante las primeras etapas de su crecimiento, con la finalidad de prepararlos para lidiar con el estrés del traslado al mar.

La industria acuícola se ha enfrentado a retos persistentes relacionados a la supervivencia después que los smolts han sido transferidos al mar. Las estadísticas de la Norwegian Food Safety Authority muestra que las pérdidas anuales son de aproximadamente 16%. Una parte significativa de esto se debe a que el pez esta en pobre condición, los cuales son más propensos a las enfermedades. Estos peces mueren relativamente poco tiempo después que han sido transferidos al mar.

Nofima está probando alcanzar una supervivencia más alta mediante el uso de ejercicio y una mejor clasificación del salmón.

“El proyecto FitSmolt pretende descubrir como el smolt puede desarrollar una mayor resistencia a las enfermedades, cómo podemos conseguir que ellos enfrenten mejor varios tipos de estrés, y cómo ellos pueden crecer rápidamente” dijo el científico principal de Nofima, Harald Takle.

El proyecto FitSmolt es co-financiado por Norwegian Research Council y el Norwegian Seafood Research Fund (FHF).

La clasificación por la capacidad de natación

Los científicos habían demostrado que la clasificación de los salmones jóvenes por su capacidad de nadar daba a los postsmolts un músculo cardíaco 24% más poderoso y un área superficial de branquias 16% más grande. Estos peces nadan 66% más eficientemente. El incremento en la capacidad del corazón significa que los peces crecen más rápido, y tienen una mayor resistencia a las enfermedades.

El próximo paso incluye ejercitar al salmón desde la etapa inicial hasta que ellos son transferidos al mar, con el ejercicio de natación al correcto flujo de agua. Los resultados previos han mostrado que más salmones sobreviven después de transferirlos al mar cuando ellos han estado sometidos a ejercicios extensos cuando han sido smolts. Los científicos ahora quieren ver si se pueden desarrollar peces más robustos mediante el ejercicio de los peces durante toda la fase en agua dulce.

El ejercicio hace que el pez desarrolle significativamente una mayor capacidad de natación y fortalece el corazón, y es por eso que los científicos creen que el ejercicio mejora la supervivencia.

“También queremos comparar la capacidad del corazón de los smolts de cultivo con los smolts silvestres, e identificar los marcadores que reflejan estas diferencias. Los salmones silvestres serán tomados desde el río Lærdal, debido a que conocemos que los smolts de aquí son fuertes y nadan bien. El objetivo a largo plazo es asegurar que las futuras generaciones de los peces de cultivo sean al menos tan robustas como sus primos silvestres” dijo Takle.

Contacto:

Harald Takle
Senior Scientist
Tlf: +47 64 97 04 45
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.