Wageningen, Países Bajos.- Científicos caracterizaron y cuantificaron la variación espacio temporal de la microbiota en el agua y en el intestino de larvas de tilapia del Nilo criadas en un sistema de recirculación. Ellos concluyeron que la composición de las comunidades de la microbiota de un ecosistema no es predecible.

Los intestinos de los peces son un “puerto” para una diversidad de comunidades microbianas; estos proveen nichos para la adhesión, la colonización y la proliferación de especies microbianas mutualistas, comensales benignos y patógenos que afectan a muchas de las funciones fisiológicas e inmunológicas del huésped. La comunidad microbiana en el intestino de los peces cambia con la etapa de desarrollo y constantemente se adapta a las nuevas situaciones nutricionales y ambientales.

La microbiota intestinal de las larvas de los peces se desarrolla rápidamente a una comunidad compleja. Los huésped y el ambiente afectan el desarrollo de la microbiota intestinal; sin embargo, la importancia relativa de ambos es pobremente conocida. Determinar cambios específicos en las poblaciones de la microbiota intestinal en respuesta a un cambio en un factor ambiental es muy complicado.

Científicos del Aquaculture and Fisheries Group y del Laboratory of Microbiology de la Wageningen University caracterizaron y cuantificaron la variación espacio-temporal en el microbiota intestinal de larvas de tilapia del Nilo, criadas en sistema de recirculación de acuicultura (RAS) o tanques de suspensión activos (AS).

Los resultados de los científicos muestran que la variación en la microbiota intestinal entre tanques replicados no fue significativamente más alta que dentro de la variación de tanques, sugiriendo que no hay un efecto del tanque sobre el agua y la microbiota intestinal. “Sin embrgo, cuando los peces fueron criados en sistemas de recirculación replicados, la microbiota intestinal difiere significativamente. Las variaciones más altas fueron observados entre individuos criados en diferentes tipos de sistemas (RAS vs AS)” dijeron los científicos.

Ellos concluyen que: “nuestros datos sugieren que bajo condiciones experimentales en el cual los roles de los factores determinista y estocásticos no han sido determinados, la replicación de la composición de las comunidades de la microbiota de un ecosistema no es predecible”.

Referencia bibliográfica:
Giatsis C, Sipkema D, Smidt H, Verreth J, Verdegem M (2014) The Colonization Dynamics of the Gut Microbiota in Tilapia Larvae. PLoS ONE 9(7): e103641. doi:10.1371/journal.pone.0103641
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0103641