Los estudios a nivel de laboratorio han mostrado una consistente producción de biomasa y semanalmente una delgada biopelícula de microalgas puede ser cosechada. Un nuevo e innovador dispositivo de cosecha ha sido desarrollado en el marco del proyecto ALGADISK, para poder cosechar una densa biopelícula con una materia seca de 150 gramos por litro.

Las microalgas y las cianobacterias son capaces de incorporar los el dióxido de carbono (CO2) en su biomasa. Con la ayuda de la luz solar, las microalgas puede aprovechar los que consideramos como desechos: los compuestos nitrogenados y el fósforo.

La producción comercial de las microalgas se viene realizando desde los año 50. Esta producción, sin embargo, tiene lugar en estanques raceways abiertos con limitado control del proceso de producción, lo cual resulta en una baja productividad y un producto de baja calidad. El precio final del productos es relativamente alto debido a los altos costos asociados con la cosecha de las microalgas.

Existe la necesidad de una unidad de producción escalable y económicamente factible, que permita obtener productos en base a las microalgas altamente valiosos, mientras que se reducen la emisiones de CO2. La actual producción a gran escala de las microalgas es inhibida por la alta inversión y costos operativos.

El cultivo de microalgas siempre requiere de los pasos de procesamiento de cosecha y secado. Uno de los principales problemas es la cosecha de las células de microalgas de un solución que es cerca de 99.98% agua. Debido al alto contenido de agua, la cosecha y secado de las microalgas pueden ser muy caros y representan el 30% de los costos de producción. En general, una mayor concentración de microalgas, reduce los costos de cosecha.

El proyecto ALGADISK tiene como objetivo el desarrollar un reactor de biopelícula para la producción de biomasa de algas que pueda competir con las actuales técnicas de cultivo de microalgas (por ejemplo: tanques abiertos y foto-bioreactores tubulares). La formación de biopelícula es una característica de las microalgas ampliamente observada, los cual es considerado uno de los problemas en los foto-bioreactores tubulares, flat-plate y suspendidos.

En el reactor ALGADISK, la formación de la biopelícula es incrementada y soportada debido a su especial diseño, permitiendo la cosecha de la biomasa seca, reduciendo la pérdida de agua y disminuyendo el consumo de energía.

El reactor es escalable, modular, contiene un sensor y un sistema de control que permite y mantiene las condiciones de crecimiento en un rango óptimo a tiempo real. El reactor consiste en discos de plástico ubicados de forma vertical y tanques no transparente, en los cuales los discos son ubicados en la mitad del medio de cultivo. Las superficies de los discos están modificados con la finalidad de intensificar la formación de la biopelícula primaria y proveer suficiente número de células para el re-cultivo de la biopelícula después de la cosecha.

Mayor información del proyecto en: http://www.algadisk.eu/