Por: Dustin Moss* y Cassandra Turner
La producción acuícola mundial de camarón se ha incrementado dramáticamente en las últimas dos décadas, con una producción anual superior a los 4.4 millones de toneladas. La disponibilidad de poblaciones de camarones peneidos domesticados y genéticamente mejorados (principalmente Penaeus vannamei) han sido un factor principal del incremento de la producción. Esto requiere el acondicionamiento y la maduración de los camarones reproductores para estimular el desarrollo gonadal e inducir a la muda, el desove, y finalmente la eclosión de los huevos para producir larvas viables.

La dieta de los reproductores es significativa en el proceso de maduración, especialmente en estimular el desarrollo de los ovarios en las hembras. Los administradores de los hatcheries típicamente alimentan a los reproductores con una dieta mixta de dietas húmedas con gusanos poliquetos marinos, siendo estos últimos un componente importante.

Debido a que los camarones peneidos tienen una capacidad limitada para sintetizar las familias de los ácidos grasos n-6 y n-3, o para alargar y des-saturar estos en ácidos grasos altamente insaturados (HUFAs), altas concentraciones de estos importantes HUFAs que se encuentran en los ovarios de los reproductores hembras han sido atribuidos a la ingesta de dietas ricos en HUFA, como los gusanos poliquetos marinos.

Hawaii es un líder mundial en el abastecimiento de reproductores de P. vannamei libres de patógenos específicos. Se estima que más de 5000 kilogramos de poliquetos marinos congelados son importados a Hawaii cada año para sustentar las actividades de crianza de camarón (costo > $200,000 por año). Las principales fuentes son Glycera dibranchiata silvestre capturados en Maine (EEUU) que tiene un precio aproximado de $50/kg, y el Nereis virens de cultivo proveniente de Holanda con un costo aproximado de $33/kg.

Las principales granjas de camarón en Asia y América Central típicamente usan poliquetos capturados y/o cultivados localmente, debido a que son más baratos (<$10/kg) que los gusanos congelados, y las hembras reproductores rinden mejor (por ejemplo: más nauplios por desove, nauplios más fuertes) cuando se les alimenta con gusanos vivos. La importación de gusanos vivos de Asia (o de cualquier lugar) no es una alternativa viable debido a los riesgos de bioseguridad que poseen por los patógenos virales y los costos de transporte. De esta forma, tener una fuente local de gusanos poliquetos vivos potencialmente puede reducir los costos de los gusanos, reducir/eliminar las importaciones de gusanos, y mejorar la eficiencia de producción de los hatcheries de Hawaii.

Con el financiamiento de CTSA, el Oceanic Institute (OI) de la Hawaii Pacific University ha iniciado el proceso de evaluación del potencial acuícola de varias especies locales de poliquetos. Hasta la fecha, varias especies de poliquetos han sido colectados de varios lugares alrededor de Oahu, incluido el parque estatal He'eia Kea, el puerto de botes He'eia Kea, playa Waiahole, bahía Maunalua, y Pearl Harbor. Cinco especies de poliquetos tienen el tamaño adecuado (adultos > 5.0 cm en longitud) y alto en abundancia: Marphysa sanguinea, Lumbrineris japonica, Sabellastarte spectabilis, Malacoceros indicus, y Chaetopterus variopedatus.

Los gusanos recolectados fueron evaluados para determinar la presencia del virus del síndrome de la mancha blanca, el virus del síndrome de Taura, el virus de la necrosis infecciosa hipodérmica y hematopoyética, y la bacteria que causa el Síndrome de la Mortalidad Temprana. Hasta la fecha, todos los poliquetos están libres de los cuatro patógenos del camarón.

Todas las especies candidatas han sido cultivadas con éxito por > 30 días, con una población de M. sanguine cultivada por > 200 días. Esta población en la actualidad incluye a más de 100 adultos y 400 juveniles. En esta etapa, los gusanos son alojados en pequeños cestos forrados con bolsas de malla para retener los sedimentos y los gusanos. Las cestas de cultivo se ubican en un tanque que recibe un flujo de agua de mar y aireación. Los gusanos son alimentados con pequeñas cantidades de dietas de camarón.

Larvas y juveniles de M. sanguinea vienen siendo recolectados del sistema de cultivo. Estas recolecciones fueron hechos > 3 semanas después de la última introducción de los gusanos al sistema de cultivo, lo que provee fuerte evidencia de que los gusanos están desovando en el medio de cultivo. Larvas y juveniles de tres clases de tamaño han sido recogidos, sugiriendo que hay múltiples eventos de desoves y que el asentamiento larval para esta especie no será un impedimento mayor para la reproducción en cautiverio. Un simple sistema de recolección larvas/juveniles se ha implementado, así que la producción reproductiva y las tendencias de desove de esta especie pueden ser determinados.

Debido a su gran tamaño, la alta abundancia en los ambientes cercanos a la costa en Oahu, alta sobrevivencia en cultivo, y la aparente fácil reproducción en cautiverio, M. sanguinea ha sido seleccionado como el principal candidato para el cultivo. Además, las pruebas de palatabilidad de las especies de poliquetos recolectados han revelado que los camarones responden favorablemente a M. sanguinea.

Estudios adicionales serán implementados para comparar la palatabilidad de M. sanguinea silvestre, de cultivo y congelado, y los poliquetos silvestres (Maine). Las concentraciones de nutrientes y lípidos también serán comparados. Los esfuerzos continuarán para caracterizar el rendimiento reproductivo, el desarrollo/asentamiento larval, y el crecimiento de M. sanguinea.

*Oceanic Institute of Hawaii Pacific University, 41-202 Kalanianaole Hwy.,
Waimanalo, HI 96795, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Traducción: Aquahoy