Valparaíso, Chile.- El volumen interno de las jaulas es una variable relevante para el bienestar de los peces durante el proceso de engorda. Científicos desarrollaron una función matemática que relaciona la pérdida de volumen de la jaula con la velocidad de corriente y el peso lineal del anillo cortacorrientes.

Las jaulas flotantes circulares son usadas en todo el mundo para la producción de pescado en el mar o en el agua dulce. Estas estructuras de cultivo son altamente flexibles, están compuestas por un gran número de elementos estructurales y son afectados por las fuerzas hidrodinámicas que modifican su forma.

Los sistemas de cultivo compuestos por jaulas son diseñados y construidos con la finalidad de asegurar el éxito del proceso productivo, y para reducir el riesgo de pérdida de la biomasa en crecimiento. De esta forma, el volumen interno nominal de las jaulas es altamente importante para establecer las densidades de alimentación y ofrecer a los peces el suficiente espacio para crecer. Sin embargo, el volumen interno es variable y depende de las condiciones ambientales que la rodean, y del diseño inicial del sistema. El conocido que la pérdida de volumen en las jaulas acuícola produce un incremento en las densidades de cultivo, reduce el volumen disponible para la natación y causa una reducción en la tasa de intercambio de agua, de esta forma estresan al pez.

Científicos de la Escuela de Ciencias del Mar de la Pontificia Universidad Católica del Valparaíso, y de la School of Civil de The University of Western Australia, estudiaron a través de simulaciones numéricas la pérdida de volumen en las jaulas que usan anillo cortacorrientes como consecuencia de las corrientes del océano. Para esto los científicos usaron como modelo una jaula circular típicamente usado en el engorde de salmónidos en el sur de Chile.

Los científicos modelaron un tren de balsas jaulas usando el programa de elementos finitos AquaSim®. Ellos analizaron la influencia de tres velocidades de corriente con flujo uniforme (0,25, 0,50 y 0,75 m s-1) y de un anillo cortacorriente de tres diferentes pesos lineales (30, 40 y 50 kg m-1) sobre la deformación de una jaula de cultivo.

Los científicos determinaron que los anillos contracorriente contribuyen de forma efectiva en la preservación del volumen interno de las unidades de cultivo.

Referencia (abierto):
López Jesús, Hurtado Felipe, Queirolo Dante, Zamora Víctor, Suazo Gonzalo. Pérdida de volumen de una jaula de cultivo por efecto de la velocidad de la corriente y del uso de anillo cortacorriente. Lat. Am. J. Aquat. Res.  [revista en la Internet]. 2015  Mayo [citado  2015  Jun  03] ;  43( 2 ): 309-314. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-560X2015000200006&lng=eshttp://dx.doi.org/10.3856/vol43-issue2-fulltext-6.