New Hampshire, EEUU.- Científicos del University of New Hampshire (UNH) han realizado el primer estudio de la dinámica del nitrógeno en el cultivo de ostras en New Hampshire, proveyendo la primera investigación sólida sobre la industria en el Estado y el rol que pueden jugar las granjas de ostras en la remoción del nitrógeno.

La investigación, que fue financiada en parte por la NH Agricultural Experiment Station, contribuye a conocer sobre como las ostras afectan el contenido de nitrógeno de estuarios como bahía Great.

La investigación fue liderado por Ray Grizzle, profesor de zoología en la UNH School of Marine Science and Ocean Engineering; Krystin Ward, asistente en el UNH Jackson Estuarine Laboratory; Chris Peter investigador asociado en el UNH Jackson Estuarine Laboratory; y Mark Cantwell, David Katz y Julia Sullivan de la US Environmental Protection Agency.

“Cada ostra que se cosecha representa una cantidad de nitrógeno que deja el sistema. Empezamos a cuantificar la dinámica del nitrógeno y como las granjas de ostras en bahía Great lo afectan” manifestó Grizzle.

En el estudio, los científicos de UNH estudiaron las ostras en seis lugares en bahía Great durante un período de tres años que se inició en 2010. Los científicos midieron la cantidad de nitrógeno en diferentes partes del cuerpo de la ostra, en ostras de diferentes tamaños y en diferentes granjas.

“Las ostras se alimentar de organismos que contienen nitrógeno, mayormente fitoplancton. Cuando ellos consumen estas plantas, ellas digieren algunas y otras se convierten en desechos. Pero un porcentaje significativo de ellas se incorporan en el cuerpo de las ostras” manifestó Grizzle. “Queremos cuanto de nitrógeno se encuentra en las ostras criadas en granjas, que factores causan que el contenido de nitrógeno varíe, y como se comparan el cultivo de ostras con otras formas de remover el nitrógeno de un sistema estuarino”.

Los científicos encontraron que el nitrógeno en las ostras de cultivo varía dependiendo del tamaño de la ostra, de la ubicación de la granja, de la edad de la ostra, la estación del año, la calidad del agua y el tiempo de cosecha. Ellos encontraron que las ostras de cultivo con mayor nitrógeno estuvieron en aquellos lugares que tenían más nitrógeno en el agua.

Los gestores del Great Bay Estuary están usando la investigación para determinar la cantidad de nitrógeno que puede ser removido por el cultivo de ostras. “Tenemos cerca de 50 acres de granjas de ostras. Queremos modelar diferentes niveles del tamaño de la industria de ostras y como esto afecta la remoción de nitrógeno en bahía Great” destacó Grizzle.

Según Grizzle, la destrucción del arrecife natural de ostras en bahía Great condujo a un incremento sustancial en el nitrógeno.

Referencia:
Grizzle, R. E., Ward, K. M., Peter, C. R., Cantwell, M., Katz, D. and Sullivan, J. (2016), Growth, morphometrics and nutrient content of farmed eastern oysters, Crassostrea virginica (Gmelin), in New Hampshire, USA. Aquaculture Research. doi: 10.1111/are.12988
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/are.12988/abstract