Arizona, EEUU.- Científicos revisaron los enfoques para mejorar la utilización del amoníaco y el dióxido de carbono en las prácticas de cultivo de algas para reducir la pérdida de nutrientes valiosos a través del proceso de volatilización.

El cultivo de algas, como cualquier forma de agricultura, es altamente sensible a los costos de los fertilizantes. Uno de los principales obstáculos para el cultivo comercial de algas es la utilización eficiente de nutrientes volátiles, específicamente el amoníaco y el dióxido de carbono (CO2), para alimentar a las algas que vienen siendo cultivado.

Según los científicos del Arizona State University, la utilización eficiente de nutrientes y el reciclaje es necesario para minimizar los costos de los fertilizantes y para prevenir la contaminación del aire y agua.

Asimismo, ellos destacan que en los sistemas algales, otra de las preocupaciones es el pH del agua usado en el sistema. “Esto se debe a una química única del agua requerido para el sistema carbonato en la presencia de amoníaco en las aguas servidas” indican los científicos.

“Las concentraciones de carbono inorgánico se incrementan en el agua conforme se incrementa el pH, mejorando el crecimiento de las algas; sin embargo, la volatilidad del amoníaco y incremento de la toxicidad puede inhibir el crecimiento algal” destacan los científicos.

Para resolver este problema, los científicos recomiendan que el cultivo de algas debe darse en un rango operativo para un pH que minimice la pérdida de amoníaco (pH <7.5), sin eliminar el carbono inorgánico disuelto en el agua (pH>6.35).

Referencia:
Eustance E., J. Wray, S. Badvipour and M. Sommerfeld. 2016. Volatile Nutrients - Improving Utilization of Ammonia and Carbon Dioxide in Microalgal Cultivation: A Review. Current Biotechnology. VOLUME: 5 ISSUE: 2 Page: [130 - 141] Pages: 12
DOI: 10.2174/2211550105666160120000606
http://www.eurekaselect.com/138581/article