Corvallis, EEUU.- Las ostras nativa Olympia (Ostrea lurida) han demostrado su resistencia a la acidificación del océano durante la fase clave de la construcción de su concha después del desove, destaca un nuevo estudio.

A diferencia de la ostra del Pacífico comercial, la ostra Olympia no inicia el desarrollo de su concha hasta 2-3 tres días después de la fertilización y los hacen crecer de forma más lenta, lo cual les ayuda a proteger del agua corrosiva durante la fase de desarrollo crítico, dijo George Waldbusser investigador de la Oregon State University (OSU).

La ostra del Pacífico tiene un período de seis horas para desarrollar su concha de carbonato de calcio, y cuando es expuesta a aguas ácidas, su energía almacenada empieza a disminuir. Las larvas de las ostras podrían desarrollar sus conchas, dijo Waldbusser, pero frecuentemente no tienen la suficiente energía para sobrevivir.

“Esta es una característica única que permite a las ostras nativas sobrevivir sorprendentemente a altos nivel de acidificación” dijo el científico. “Pero ellos no desarrollaron esa característica en respuesta al incremento de la acidificación. Ha estado ahí por algún tiempo. Los que nos lleva a preguntarnos si podrían haber rasgos en otros organismos que no se conocen pero que pueden ser beneficiosos”.

En su estudio, que fue financiado por la National Science Foundation, los científicos de OSU midieron las tasas de calcificación de las ostras  de Olympia y del pacífico durante cinco días después del desove. Aun cuando otros estudios han evaluado los efectos de las aguas ácidas en las ostras adultas, esta es la primera vez que los científicos han sido capaces de puntualizar sus efectos en las larvas de ostras en el estado de desarrollo de la concha.

Los científicos encontraron que hubo una diferencia de siete veces en la tasa de calcificación. Las ostras del Pacífico ponen toda su energía para desarrollar rápidamente su concha, pero el precio de esto es alto. La ostra Olympia desarrolla su concha de forma más lenta, pero a un costo mucho menor.

Los científicos de OSU encontraron que el almacenamiento relativo de energía de las ostras del Pacífico disminuyeron en 38.6% en una hora, mientras que la ostra Olympia disminuyó sólo en 0-9%.

Referencia:
Waldbusser, G. G., Gray, M. W., Hales, B., Langdon, C. J., Haley, B. A., Gimenez, I., Smith, S. R., Brunner, E. L. and Hutchinson, G. (2016), Slow shell building, a possible trait for resistance to the effects of acute ocean acidification. Limnology and Oceanography. doi: 10.1002/lno.10348
http://onlinelibrary.wiley.com/wol1/doi/10.1002/lno.10348/abstract