Cologne, Alemania.- Los nuevos avances tecnológicos han permitido una disminución significativa en los recursos necesarios para la producción de microalgas. Esto puede conducir a un incremento en el uso de las microalgas en un amplio rango de aplicaciones, desde la producción de alimentos a las aplicaciones médicas.

Las microalgas tienen un tremendo potencial para biotecnología industrial. Ellos son un importante recursos en la producción de alimentos y medicamentos, y en muchas otras aplicaciones. El uso económico de las microalgas ha sido difícil debido a que los existentes métodos de producción son costosos.

El especialista en algas, profesor Michael Melkonian y su equipo de la University of Cologne han desarrollado un método que puede facilitar la producción de microalgas, y de esta forma reducir los costos de los productos basados en este material. 

Muchos años de trabajo de investigación en el desarrollo de fotobiorectores, que usan la fotosíntesis para convertir la energía luminosa en biomasa, han precedido este éxito. El denominado “Porous Substrate Bioreactor” (PSBR), también conocido como sistema de doble capa, usa un nuevo principio para separar las microalgas de una solución de nutrientes por medio de un reactor de superficie poroso, en la cual las microalgas son atrapadas en biopelículas. Los especial de este nuevo procedimiento es que reduce la cantidad de líquido necesario, en comparación a la tecnología actualmente usada, que cultiva las microalgas en suspensión. El procedimiento PSBR permite una reducción significativa en el energía e incrementa el portafolio de microalgas que pueden ser cultivadas.

El éxito actual en el desarrollo de PSBR y el aumento en el interés en esta tecnología en los últimos años, podría ser una señal de cambio en la concepción del futuro de los fotobioreactores en la biotecnología de microalgas.

Las microalgas tienen numerosas aplicaciones: son fuentes tradicionales de proteína y carbohidratos. También pueden ser usados en la producción sostenible de pigmentos naturales y antioxidantes como el beta-caroteno y astaxantina. Los ácidos grasos poliinsaturados, que usualmente se encuentran en el aceite de pescado, también pueden ser sintetizados de las microalga.

Por otro lado, las microalgas también pueden servir como base para agentes farmacéuticos, como sustancias antivirales y anticancerígenas.

Contacto:

Dr. Björn Podola

Botanical Institute

Department of Biology, Cologne Biocenter

+49 221 470 4155

bpodola(at)uni-koeln.de

 

Referencia:

Podola, B., Li, T., & Melkonian, M. (2016). Porous substrate bioreactors – a paradigm shift in microalgal biotechnology? Trends in Biotechnology. DOI: ttp://dx.doi.org/10.1016/j.tibtech.2016.06.004 

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167779916300865