Lyngby, Dinamarca.- Estudio concluye que el éxito de la gestión de la microbiota en la acuicultura está obstaculizada por nuestra falta de conocimiento de interacciones microbianas relevantes y la ecología de estos sistemas.

Los microorganismos tienen una gran importancia para la acuicultura donde se presentan de forma natural, y pueden ser agregados artificialmente, jugando diferentes roles. Ellos reciclan los nutrientes, degradan la materia orgánica y, ocasionalmente, ellos infectan y matan a los peces, sus larvas o el alimento vivo. Sin embargo, algunos microorganismos pueden proteger a los peces y larvas contra las enfermedades.

Además, la manipulación de las comunidades microbianas en los ambientes acuícolas tienen un gran potencial; en términos de la evaluación y la mejora de la calidad del agua, pero también en términos de controlar el desarrollo de infecciones microbianas.

Científicos de la Technical University of Denmark indican que necesitamos conocer los microbiomas de los sistemas de acuícolas, y necesitamos determinar cómo manipular con éxito estos microbiomas.

“Necesitamos reducir la necesidad de aplicar antibióticos en la acuicultura a través de la manipulación del microbioma, mediante el uso de bacterias probióticas” reportan los científicos.

“El éxito de la gestión de la microbiota en la acuicultura está obstaculizada por nuestra falta de conocimiento de interacciones microbianas relevantes y la ecología de estos sistemas” concluyeron los científicos.

Referencia (abierto):
Mikkel Bentzon-Tilia, Eva C. Sonnenschein, Lone Gram. 2016. Monitoring and managing microbes in aquaculture – Towards a sustainable industry. Microbial Biotechnology (2016) 9(5), 576–584.
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1751-7915.12392/full