Roma, Italia.- FAO publicó el informe del taller “Planning for aquaculture diversification: the importance of climate change and other drivers” realizado en el año 2016. El documento contiene las estrategias y los principales impulsores para diversificación de la acuicultura; sin embargo, la demanda en el mercado es el principal impulsor para la diversificación en la acuicultura.

La acuicultura es el sistema de crianza más diverso en el mundo en términos de número de especies, métodos y los ambientes donde se ubican las granjas. Los países miembros están solicitando la guía de FAO con respecto a la diversificación de la acuicultura debido a que las pesquerías han alcanzado sus límites, la población humana crece y la demanda por plantas y animales acuáticos se incrementa.

Actualmente hay dos estrategias principales para la diversificacion: 1) incrementar el número de especies que vienen siendo cultivadas, por ejemplo iniciar el desarrollo del cultivo de especies marinas que tiene un mercado establecidos, como las langostas o los atunes, o 2) incrementar la diversidad dentro de las especies que vienen siendo cultivadas mediante del desarrollo de líneas y variedad que cumplan con necesidades específicas, por ejemplo la tilapia tolerante agua de mar.

El taller permitió identificar tres estrategias principales para la diversificación de la acuicultura:

- Incrementar en el número de especies que vienen siendo cultivada;
- Incrementar la regularidad de las especies en crianza; y
- Incrementar la diversidad dentros de las especies criadas en la actualidad mediante el desarrollo de nuevas líneas.

Asimismo, el taller permitió identificar algunos de los principales impulsores de la diversificación de la acuicultura: demanda en el mercado, oportunidades de financiamiento, competencia y cambio climático, entre otros factores ambientales y sociales.

“La diversificación de especies y sistemas de cultivo, y aún la distribución de la producción puede proveer resiliencia para enfrentar el cambio climático y adicionar seguridad económica, social y ecológica a los sistemas acuícolas” destaca el informe.

Aun cuando un mayor número de especies viene siendo en la acuicultura, la diversificación continúa siendo desafiada por las limitaciones en la tecnología para la crianza efectiva de las especies acuáticas, su rentabilidad, y los factores apropiados.

“La disminución de las poblaciones de miles de especies acuáticas no domesticadas que vienen siendo cosechadas de los océanos, mares, estuarios, lagos, ríos, campos de arroz y otros humedales están creando oportunidades para incrementar la producción de una amplia variedad de animales y plantas acuáticas de cultivo”.

En la acuicultura, se viene dando el desarrollo de líneas domesticadas de pocas especies de cultivo (carpas, bagres, ostras, salmón, tilapia y trucha), pero el progreso es lento y puede no proveer resiliencia al esperado cambio climático a gran escala. Una estrategia de crianza de más especies mediante el uso de las tecnologías establecidas, combinadas con la domesticación de más especies de peces de agua dulce, atún, anguilas, especies marinas de aguas profundas y algas, probablemente genere más opciones para que los productores enfrenten las condiciones del cambio climático.

Referencia (abierto):
Harvey, B., Soto, D., Carolsfeld, J., Beveridge, M. & Bartley, D.M. eds. 2017. Planning for aquaculture diversification: the importance of climate change and other drivers. FAO Technical Workshop, 23–25 June 2016, FAO Rome. FAO Fisheries and Aquaculture Proceedings No. 47. Rome, FAO. 154 pp.
http://www.fao.org/publications/card/en/c/7ddfe435-12b4-46c7-91ca-7e6ac16756a0/