MADRID, España.- Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) proponen reutilizar la concha del mejillón para mejorar las propiedades químicas del suelo y aumentar así la calidad y fertilidad del mismo.

Los resultados de una investigación realizada en la ETSI de Agrónomos de la UPM confirman que el tratamiento de suelos ácidos con conchas de mejillón produce tanto un incremento del PH como una disminución del aluminio en dichos suelos. Esto resulta de gran interés porque contribuye a hacer desaparecer residuos industriales reutilizándolos para mejorar la calidad del suelo.

Galicia es una de las regiones donde se producen más mejillones, siendo la segunda en el mundo después de China. Esta industria genera un amplio volumen de desechos, ya que la concha representa un 31-33 % del peso del producto. La concha de mejillón es un material compuesto, con una fase mineral constituida por carbonato cálcico (95 a 99% del peso de la concha) y pequeñas cantidades de otros elementos tales como nitrógeno, azufre, fósforo, potasio y magnesio.

En la actualidad, la concha de mejillón se desecha, lo que representa un problema tanto de coste como estético, por lo que existe un gran interés en reutilizar este tipo de residuo. En particular, una posibilidad es su empleo en el suelo lo que puede afectar a la calidad del mismo.

Debido a que la mayoría de los suelos en Galicia son ácidos y a que en muchos de ellos se emplea el purín con objeto de devolver nutrientes al suelo, los investigadores responsables del estudio1 decidieron llevar a cabo un experimento combinando el empleo de concha de mejillón (previamente lavada y molida) con purín.

El estudio se centró en las propiedades bioquímicas del suelo y en particular en las enzimas del suelo, ya que son indicadores de calidad del suelo que responden de manera muy rápida a cambios en el manejo del mismo.

El terreno que se empleó fue un suelo de prado con características representativas en cuanto a contenido en materia orgánica y pH.

El principal resultado obtenido fue que las enmiendas empleadas produjeron un incremento del pH del suelo, mientras que el aluminio en el complejo de cambio del suelo disminuyó. Esto es un resultado importante, ya que los suelos en Galicia son mayoritariamente ácidos debido a que la precipitación excede a la evapotranspiración la mayor parte del año y, además, estos suelos tienen una elevada capacidad de cambio. En concreto, la elevada cantidad de aluminio en el complejo de cambio es un importante limitante de la fertilidad de estos suelos.

La mejora en las propiedades químicas del suelo dio lugar a beneficios para la actividad bioquímica. Este efecto fue similar para las distintas propiedades analizadas, en especial para las enzimas implicadas en los ciclos biogeoquímicos del carbono y del nitrógeno, lo que confirma resultados anteriores que indican que en suelos de prado existe un fuerte acoplamiento entre este tipo de propiedades.

La aplicabilidad de este estudio es clara, ya que en Galicia los suelos son mayoritariamente ácidos y posee una gran industria pesquera que genera una considerable cantidad de residuos, por lo que la concha de mejillón (un subproducto de dicha industria) manifiesta un interesante potencial tanto para ser empleada en la mejora de la calidad del suelo como en el manejo de residuos industriales.

1 Paz-Ferreiro J; Baez-Bernal D; Castro Insua J; Garcia Pomar MI. Effects of mussel shell addition on the chemical and biological properties of a Cambisol. CHEMOSPHERE 86 (11): 1117-1121. MAR 2012.