Carolina del Norte, EEUU.- Científicos del Plants for Human Health Institute de la North Carolina State University han encontrado altos niveles de “fitoquímicos bioactivos” en las macroalgas de las aguas y playas en el área Sitka de Alaska.

El estudio publicado el año pasado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, evaluó los compuestos químicos de seis especies de macroalgas y una planta costera. Las especies evaluadas fueron cuatro clases de algas pardas (bladderwrack, sugar wrack, kelp y winged kelp), uno tipo de alga roja conocida como “laver”, un tipo de alga verde conocida como “lechuga de mar” y una planta costera conocida como “goosetongue”.

Las siete especies contenían compuestos con un potente poder antioxidante. Para las personas que lo consumen, las plantas pueden ofrecer protección contra: la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Los vegetales acuáticos evaluados tiene cualidades antioxidantes superiores a los vegetales y frutas, dijo Mary Ann Lila, directora del NC State’s Plants for Human Health Institute. Ella está trabajando con el estudiante de doctorado Joshua Kellog, investigador líder del proyecto de macroalgas.

Los vegetales son elementos importantes de la dieta tradicional de algunos nativos de Alaska. Pero aquellas dietas tradicionales han sido gradualmente reemplazadas por la dieta Americana; esto ha originado que las tasas de obesidad y diabetes se incrementen entre los nativos. Esto no es coincidencia, según los expertos en salud.

Referencia:
Joshua Kellogg and Mary Ann Lila. Chemical and in Vitro Assessment of Alaskan Coastal Vegetation Antioxidant Capacity. J. Agric. Food Chem., 2013, 61 (46), pp 11025–11032. DOI: 10.1021/jf403697z
http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf403697z