Utrecht, Países Bajos.- Científicos encontraron que el consumo de los pescados arenque y caballa, así como de tres clases de aceite de pescado, incrementan los niveles del ácido graso 16:4(n-3) en la sangre, los experimentos en ratones sugieren que podrían inducir a la resistencia a la quimioterapia usado para tratar el cáncer, según un estudio publicado en la revista JAMA Oncology.

Científicos previamente habían identificado que los ácidos grasos endógenos específicos inducidos por el platino (PIFAs) que, en cantidades picomilares, activan macrófagos esplénicos conducen a la resistencia a la quimioterapia en modelos de ratón. El aceite de pescado contiene el PIFA 16:4(n-3) y cuando se administra a ratones neutraliza la actividad de la quimioterapia.

Los pacientes con cáncer frecuentemente adoptan cambios en sus estilos de vida, y aquellos cambios frecuentemente incluyen el uso de suplementos. Pero hay una creciente preocupación sobre el uso de suplementos mientras que se toman los medicamentos anticáncer, y el posible efecto sobre los resultados del tratamiento.

Científicos del University Medical Center Utrecht, Netherlands Cancer Institute, y del National Research Institute of Fisheries Science Kanazawaku (Japón), examinaron la exposición al ácido graso 16:4(n-3) después de consumir pescado o tomaron aceite de pescado.

Los autores examinaron la tasa de aceite de pescado usado entre los pacientes durante el tratamiento del cáncer, mientras que también reclutaron voluntarios saludables para examinar los niveles en ácido graso en la sangre después de ingerir pescado y aceite de pescado.

Entre los 118 pacientes con cáncer que respondieron a la encuesta sobre el uso de suplementos nutricionales, 35 (30%) reportaron un uso regular y 13 (11%) usaron suplementos conteniendo ácidos grasos omega-3.

Los científicos indicaron que todos los aceites de pescado contenían cantidades relevantes de 16:4(n-3), de 0.2 a 5.7 uM. Los experimentos en ratones, de los científicos, mostraron que la adición de 1 uL de aceite de pescado fue suficiente para inducir la quimioresistencia.

“Los aceites de pescado probados y los pescados arenque y caballa contienen niveles relevantes de ácidos grasos 16:4(n-3), un ácido graso con efectos negativos sobre la quimioterapia en modelos preclinicos” concluyen los científicos, y recomiendan que “hasta que nuevos datos estén disponibles, el aceite de pescado y los pescados que contienen altos niveles de 16:4(n-3) deben se evitados los días de la quimioterapia”.

Referencia bibliográfica (abierto):
Daenen LM, Cirkel GA, Houthuijzen JM, et al. Increased Plasma Levels of Chemoresistance-Inducing Fatty Acid 16:4(n-3) After Consumption of Fish and Fish Oil. JAMA Oncol. Published online April 02, 2015. doi:10.1001/jamaoncol.2015.0388.
http://oncology.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2212208