Noruega.- Los productos residuales de las conchas de camarón se pueden convertir en una industria millonaria, a través de un suplemento dietético que tiene un efecto reductor de la presión arterial.

En el curso del año 2016, el suplemento dietético Systolite probablemente sea lanzado en el mercado estadounidense. Y después de un extenso proceso de aprobación, el producto probablemente esté listo para el mercado europeo en el curso del 2018.

“Hemos convertido rocas en oro. Este es un ejemplo a seguir” dijo Jaran Rauø, CEO of Marealis AS cuando presentó el producto.

Péptidos

Casi dos décadas han pasado desde que Asbjørn Gildberg estuvo a cargo de la investigación de Nofima, donde se descubrió que los péptidos oficiales (proteínas hidrolizadas) presentes en las conchas de camarón tenían efecto en reducir la presión arterial.

“Podemos llamar a esto un subproducto de un subproducto. Estamos trabajando en la extracción de quitosano de las conchas de camarón. En este proceso, grandes cantidades de proteína terminaban en la basura. Cuando los científicos agregaron enzimas, con la finalidad de adherir las proteínas en esta materia prima residual, se descubrió altos niveles de materiales que reducen la presión arterial. El primer informe científico sobre el descubrimiento se publicó en el 2002” explicó Gildberg.

En el año 2007, los informes de los científicos en Tromsø capturaron la atención de los productores de camarón, y desde el año 2008, Marealis, junto con Nofima y la University of Tromsø, vienen realizando investigaciones y documentando científicamente el efecto de reducción de la presión arterial del producto obtenido de las conchas del camarón.

Systolite

“Nofima y la University of Tromsø han jugado roles decisivos en el trabajo que ha resultado en el lanzamiento de nuestro producto. El contenido de Systolite será producido localmente y distribuidos globalmente” dijo Jaran Rauø.

Systolite ha sido probado en 222 personas, donde no se han registrado efectos negativos, y solo cinco personas reportaron el un poco de malestar en el estómago, la producción inicial se iniciará en Biotep, instalaciones de bioprocesamiento de Nofima.

El plan a largo plazo es construir una fábrica para la producción en Kårvikhamn, planta de procesamiento de Stella Polaris. Marealis tiene, a través de Stella Polaris, el acceso a 6000 toneladas de conchas de camarón por año, lo que representa materia prima para más de 200 millones dosis diaria del suplemento.

Contactos:
Magnar Pedersen
Director, Division Fisheries, Industry and Market
Phone: +47 992 96 284
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ragnhild Dragøy Whitaker
Research Manager, Marine Biotechnology
Phone: +47 977 49 562
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.