Piura, Perú.- Una tesis determinó que las valvas de concha de abanico triturada tiene una dureza muy similar a la de los agregados pétreos locales y que su uso mejora la capacidad portante (CBR) del suelo.

En la actualidad, la disposición final de las valvas de concha de abanico se han convertido en el principal problema ambiental de la provincia de Sechura. Se estima que al año alrededor de 100 mil toneladas de residuos son arrojados a los botaderos.

No obstante, las valvas de concha de abanico pueden ser reutilizados en la industria de la construcción. En el ámbito mundial se ha investigado la utilidad de la concha de ostra triturada como material de sub-rasante en la mejora de carreteras existentes en Japón; mientras que en España se demostró que el uso de la concha de mejillón triturada puede incrementar el CBR.

En el marco de su estudio científico para obtener el Título de Ingeniero Civil en la Universidad de Piura, Pierre Farfán evaluó el uso de la concha de abanico triturada como estabilizador mecánico de suelos por cambio granulometría.

"Los resultados indican que la concha de abanico triturada tiene una dureza muy similar a la de los agregados pétreos locales y que su uso mejora el C.B.R del suelo, registrándose un valor máximo de CBR 121% con un 45% de concha triturada. Se concluye que sí es posible utilizar la concha de abanico como material estabilizador de suelos arenosos" destaca Farfán.

Referencia (abierta):
Farfán, P. (2015). Uso de concha de abanico triturada para mejoramiento de subrasantes arenosas. Tesis de pregrado en Ingeniería Civil. Universidad de Piura. Facultad de Ingeniería. Programa Académico de Ingeniería Civil. Piura, Perú.
http://pirhua.udep.edu.pe/handle/123456789/2333