Por: Carmen Chimbore Mejía

I. INTRODUCCION

El cultivo de turbot (Scopthalmus maximus) se ha venido desarrollando en todo el mundo. Esta especie pertenece al grupo de los peces planos que se transformó en el objeto de una floreciente pero efímera industria en sus inicios, ya que la población de turbot comenzó a disminuir en su hábitat natural. Sin embargo la acuicultura se constituyó en una sólida alternativa para seguir utilizando este recurso sin alterar sus índices poblacionales y la industria comenzó a prosperar firmemente (Aquanoticias, 2004).

En Europa, el turbot es de los peces el que mejor se ha adaptado al cultivo intensivo en granja. En Galicia el cultivo de rodaballo, se inició a finales de los años 70, con las primeras experiencias de cría larvaria.

En los años 80 comenzaron las experiencias de engorde hasta el tamaño comercial a partir de crías compradas en Escocia y bajo la colaboración del Centro experimental de Vilaxoán y del Instituto Español de Oceanografía. Su rápido crecimiento en cautividad y su resistencia a enfermedades hicieron de este cultivo una promesa a finales de los 80 (Pescamar, 2003).

En la actualidad las instalaciones de engorde de turbot son 23, mayoritariamente asentadas en Galicia, estando el resto en Vasco y Cantabria, con una producción anual de 2 125 t y unas proyecciones de 4 000 Tn/año 2005, incluidos en el plan Sectorial de Pesca. De esta forma España se sitúa a la cabeza de países productores de esta especie con un 50% de la producción total europea, seguido muy de lejos por Francia con alrededor de 700 toneladas / año  (Medas, 2004).

En América Latina, Chile se ha colocado entre los mas importantes productores de turbot cultivado, ubicándose en el tercer lugar en el mundo, luego de España y Francia.

Las principales empresas que actualmente están produciendo y exportando turbot en Chile son:


•    GRANJAMAR S.A (En Sociedad con la Fundación de Chile)
Empresa situada en Tongoy – IV Región, fue creada en 1990 para la producción y comercialización de turbot, tanto en sus etapas embrionaria, larvarias, juveniles como adultos. Para ello cuenta con un hatchery con capacidad de producción de 160 mil juveniles/año, un plantel de reproductores acondicionados que le permiten producir ovas y larvas durante todo el año; y una engorda con capacidad de 35 toneladas al año de turbot adulto, que se comercializa en la forma de fresco, entero o eviscerado (Fundación Chile, 2004).

•    SEAFOOD RESOURCES CHILE S.A
Inició sus actividades en 1992, evolucionando con la técnica europea hasta una moderna tecnología propia. En la actualidad, es uno de los principales productores de turbot en el mundo y el mayor de Latinoamérica.


Con un capital de tres millones de dólares, cuenta con un sistema de hatchery y uno de engorde con una capacidad productiva de 330 tn/año y para el año  2000, construyó su propia planta de proceso, finalizando así la integración vertical de todos los procesos productivos de turbot (Seafood Resources Chile S.A., 2004).

En el Perú , el primero en haber introducido la especie fue FONDEPES en el año de 1999 en Morro Sama en el departamento de Tacna (zona propicia para el cultivo por factores de temperatura), el abastecedor de semilla fue Chile, porque en Perú no existe ningún hatchery de turbot.

En FONDEPES desarrollaron cultivos intensivos de esta especie que duraron dos años logrando producir dos toneladas, cantidad insuficiente para abastecer el mercado internacional por lo que se limito la venta al mercado nacional (Ministerio de la Producción,  2003).
 
Actualmente su producción esta paralizada; sin embargo se ha desarrollado un estudio técnico y financiero para la crianza del turbot en la Playa Lampay (Departamento de Lima) para la venta en el mercado nacional y su exportación (Velazco, 2003).


II.    GENERALIDADES DE LA ESPECIE

2.1    Taxonomía:
Familia        :    Scophthalmidae
Orden            :    Pleuronectiformes
Clase            :    Actinopterigios
Nombre Científico    :    Psetta maxima Según (Linnaeus, 1758)  Scophthalmus maximus Según (Rafinesque,1810)   

 

Se le conoce de muy diversas formas según el área geográfica, el nombre vulgar más extendido es de turbot o rodaballo, pero la diversidad cultural de los países hace que se le conozca por otros nombres que anotamos a continuación, junto con su denominación:
 Castellano    : rodaballo.
 Catalán    : remol empetxinat, turbó.
 Inglés    : turbot, brill.
 Francés    : turbot.
 Italiano    : rombo grande.
 Alemán    : steinbutt.
 Portugués    : pregado, rodavalho.


2.2    Distribución geográfica
    Se distribuye desde las costas de Islandia, Noruega y mar Báltico hasta las costas del norte de Marruecos. Es menos frecuente en el mediterráneo.

2.3    Hábitat
    El turbot es un pez bentónico, típico de aguas frías a templadas. En su fase larval permanecen flotando, pero cuando acaban la metamorfosis permanecen en el fondo. En la etapa juvenil, los turbot ya tienen hábitos bentónicos, es decir permanecen posados sobre el fondo, ocultos a la espera de que se acerque alguna presa. En esta fase de desarrollo se encuentran en zonas costeras y se van alejando de la línea de costa, mar adentro a medida que van creciendo.

    En la etapa de adultos, los turbot son peces de fondo (bentónicos), permanecen en fondos entre 20 y 200 m de profundidad y eligen para ocultarse fondos arenosos o pedregosos, donde se mimetizan (Person, 1991).

2.4    Hábitos Alimentarios:
Presenta hábitos carnívoros. Los alevinos de turbot empiezan su vida béntica alimentándose de pequeños crustáceos, en la etapa juvenil se alimenta de pequeños peces, moluscos y crustáceos, mientras que el turbot adulto se alimento de peces teleósteos y cefalópodos, siendo su comportamiento alimenticio básicamente nocturno (Menú & Person, 1991).

2.5    Características Morfológicas:
Es un pez plano, de cabeza grande, con una boca amplia y unos ojos pequeños separados por una cresta ósea, su cuerpo tiene forma redondeada y es grueso si se compara con el resto de peces planos de fondo (Coll, 1986).

Durante su etapa larval pasa por una metamorfosis en la que el cuerpo va adquiriendo su forma aplanada, a la vez que el ojo derecho migra (se desplaza lentamente) hacia el lado izquierdo, llamado por ese motivo lado oculado.

El cuerpo está provisto de pequeños y agudos tubérculos óseos irregularmente repartidos en mayor medida en la cara dorsal del pez. Tanto la aleta dorsal como la anal nacen en la cabeza, por delante de los ojos y se extienden ampliamente a lo largo de todo el cuerpo. Posee unas aletas pectorales cortas y unas aletas pélvicas pequeñas y situadas por delante de la extensa aleta anal (Saavedra, 1998).


La coloración es muy variable, hasta el punto que es capaz de modificarla para adoptar la coloración del fondo sobre el que se encuentra, para pasar desapercibido ante depredadores y presas. La cara oculada (superior) puede variar generalmente desde el gris oscuro al marrón oscuro con variaciones negruzcas y verdosas. La cara ventral es de color blanco o crema; la línea lateral, se puede apreciar a simple vista en ambas caras, y  tiene una curvatura a la altura de la aleta pectoral (Medas, 2004).

2.6    Crecimiento:
La tasa de crecimiento de machos y hembras de turbot son relativamente iguales, hasta que  alcanzan  una  longitud aproximada de 45 cm a la edad de 6 a 7 años, después el crecimiento de los machos se hace más lento que el de las hembras. Las hembras normalmente miden entre 50 y 80 cm de longitud, aunque han alcanzado tallas de 90 cm a los 20 años de edad, mientras que los machos normalmente miden 45 cm de longitud, llegando a alcanzar tallas de 60 cm a los 15 años que pueden llegar a vivir (Subpesca, 2004).



2.7    Características Reproductivas

Los turbot se reproducen una vez al año, en primavera (entre febrero y abril en el Mediterráneo y de mayo a julio en el Atlántico), para lo cual se reúnen en las zonas elegidas para el desove, en fondos situados a unos 30 metros de profundidad (Medas, 2004).

Las hembras de turbot maduran sexualmente a partir de los 4 años y medio cuando poseen 40 cm y 1 kg de peso, mientras que los machos están en condiciones de fecundar a partir de 1,3 kg de peso y cuando llegan a los 30 cm (3 años). La hembra va nadando y soltando los huevos simultáneamente, mientras uno o varios machos la siguen soltando el esperma para que entre en contacto con los óvulos que se encuentran suspendidos en el agua. Las hembras desovan aproximadamente 3 millones de huevos, de 1mm de diámetro y transparentes. Los huevos fecundados son pelágicos, la duración de la incubación suele ser de una semana (varia con la temperatura), momento en el que eclosionan y nace la larva. (Saavedra, 1998).

2.8    Estadios de Desarrollo:

2.8.1.    Estadio Larval
Al momento de la eclosión, la larva mide entre 2,6 y 2,8 mm, no tiene boca ni ano, y es ciega. Los 2 o 3 primeros días no come, se nutre de las reservas que almacena en su saco vitelino.


Las larvas, con simetría bilateral, son planctónicas y su presencia es abundante a unos 10 m de la superficie del mar, dejándose arrastrar a las costas por las corrientes. A los 20 días después de la eclosión del huevo, las larvas comienzan la metamorfosis, empezándose a aplanar, el ojo derecho comienza a cambiar de lado, hacia el izquierdo, y desaparece la vejiga natatoria, que no necesitarán debido a su condición de pez de fondo. A los 30 días este proceso ya casi se ha completado y son planas y con los dos ojos en el lado izquierdo. A los 60 días las larvas, con un tamaño de 2,5 - 3 cm, han acabado la metamorfosis y permanecen posados en el fondo (Alvial,1994).


2.8.2.    Etapa Juvenil
En esta etapa, después de la metamorfosis, los juveniles de turbot ya tienen hábitos bentónicos. Se encuentran cerca del litoral y se agrupan en zonas intersticiales; después se alejan de la costa hacia aguas mas profundas. (Granjamar, 2004).


2.8.3.    Etapa Adulta

En esta etapa los turbots permanecen en fondos de entre 20 y 200 metros de profundidad, alimentándose de peces y cefalópodos que cazan permaneciendo inmóviles, esperando a que se acerquen sus presas.

Las sucesivas maduraciones disminuyen la velocidad de crecimiento; esta disminución es más marcada en los machos que son más pequeños que las hembras (Saavedra, 1998).

2.9    Valor Nutricional:
La carne del turbot es blanca y muy apreciada, destaca por su bajo contenido en grasa, por lo que es recomendable para dietas de adelgazamiento, problemas de colesterol, y para las personas diabéticas. Por su alta digestibilidad está indicada para personas convalecientes y niños. (Medas, 2004).

El valor nutritivo por cada 100 gramos es:

-   Materia seca    :     20,9 gramos.
- Proteínas         :    15,9 gramos.
- Grasa        :     2,4 gramos.
 -Glicógeno        :     0,1 gramos.

El resto de valores nutricionales son los siguientes:

- Vitamina A        :     4 µg.         
- Vitamina D         :    1,7 µg.    
- Vitamina E         :    0,6 µg.        
- Ácidos grasos saturados         :  23,0 mg.
- Ácidos grasos monoinsaturados    :   31,9 mg.
- Colesterol         :    54 mg.
- Calcio        :    16 mg.    
- Hierro         :    0,2 mg.
- Potasio         :    290 mg.
- Fósforo         :    160 mg.

III.    PARÁMETROS DE CALIDAD DE AGUA

3.1.    Temperatura
La temperatura óptima para el turbot en etapa juvenil y adulta se encuentra entre los 8 y 22 ºC, encontrándose el valor óptimo para el desarrollo en los 16 ºC. El óptimo de decrece ligeramente con la edad del animal, haciéndose, al mismo tiempo, el intervalo de resistencia más estrecho (Coll, 1986).

3.2.    Salinidad
El intervalo óptimo de salinidad oscila entre el 25 y 35 ‰ siendo el valor óptimo 30 ‰. El intervalo de resistencia es de 10 a 40 ‰. Dado que la salinidad del mar oscila en torno a 36 ‰, se estima que el crecimiento máximo se da a salinidades por debajo de las que se encuentran en su medio natural. Aunque esto sólo ocurre hasta que el turbot alcanza un kilogramo de peso, a partir de dicho peso, la salinidad óptima es la del mar abierto (Menú & Person, 1991).

3.3.    Oxígeno
El turbot, dada su condición de pez plano que le hace permanecer en reposo sobre el fondo marino, consume poco oxígeno comparado con el que requieren los peces denominados nadadores. Un turbot consume aproximadamente la mitad de oxígeno que un pez nadador ( Garazo, 2003).
    
El intervalo óptimo de oxígeno disuelto es de 4 a 8 mg.L-1, siendo el intervalo de resistencia de 5 mg.L-1. Si se alcanza 1 mg.L-1, los turbot mueren en poco tiempo. (Medas, 2004).

Garazo (2003), señala que la cantidad de oxígeno disponible limita la densidad de peces a colocar en los tanques, su desarrollo, su estado sanitario, etc., por ello es de suma importancia mantener permanentemente un control continuo de la concentración de oxígeno medido en el agua saliente del tanque, por encima del 90 % de saturación de oxígeno o 7 mg.L-1. Mejor aún es conseguir que el agua que llega a los tanques esté sobresaturada de oxígeno ya que no existe un valor máximo conocido de oxígeno disuelto que afecte negativamente a los turbots.

3.4.    Presión Total de los Gases
Los gases disueltos en el agua ejercen una presión, que depende de la concentración de los gases y de otros factores como la temperatura del agua y la presión atmosférica.
 
Si la presión total de los gases es superior a la presión atmosférica, se dice que existe inyección de gases. En esta situación existe la posibilidad de que se formen burbujas en los peces, pudiéndoles producir embolias y otros daños mortales. Este mal se denomina “trauma de la burbuja de gas” (Saavedra, 1998).


Si la sobresaturación es producida por el oxígeno, no aparecen los problemas mencionados. En cambio los turbots son muy sensibles a la sobresaturación debida al nitrógeno, que es el principal causante del trauma de la burbuja. La aparición de nitrógeno se debe principalmente al calentamiento del agua y al bombeo. La sobresaturación con oxígeno, además de ser beneficiosa para el cultivo, desplaza al nitrógeno evitando en cierta medida la aparición de burbujas peligrosas para los peces.


La sobresaturación de gases no deseables se puede subsanar mediante aireadores que facilitan la formación de burbujas y su salida a la atmósfera (Medas, 2004).

3.5.    pH
El mar tiene un pH que oscila entre 8,0 y 8,4 permaneciendo más o menos constante entre estos valores. Con un pH de 6,5 ya empieza a haber bajas, para evitar esta situación se emplean aireadores que remueven el agua y facilitan la liberación del exceso de anhídrido carbónico a la atmósfera (Coll, 1986).

3.6.    Amoniaco
No se conocen con exactitud los límites de tolerancia al amoníaco del turbot. Sí se sabe que los turbots más jóvenes son más sensibles al mismo. Entre valores de 0,3 y 0,5 mg.L-1 de amoníaco no se presentan problemas. A partir de 0,6 mg.L-1 aparecen problemas crónicos. A partir de 5 mg.L-1 se alcanza el valor letal (Coll, 1986).

3.7.    Turbidez
La turbidez dificulta y llega a impedir la alimentación de los peces, ya que los rodaballos necesitan ver el alimento, y las partículas en suspensión les impiden verlo. Además les provoca cierta incomodidad y estrés. La turbidez dificulta el control de los peces en los tanques ya que impide su visión (Coll, 1986).



IV. PROCESO  DEL  CULTIVO

El proceso productivo es el conjunto de fases que es necesario llevar a cabo, partiendo de los reproductores, para obtener el producto final, que es el rodaballo de tamaño comercial. A continuación se describen las fases en que se divide dicho proceso, que son la cría, el preengorde y el engorde (Granjamar, 2004).


Existen pocas instalaciones en las que se realice el proceso de obtención de turbot completo ya que la fase de criadero (obtención y cría de larvas y alevines) difiere bastante de la de preengorde y engorde, por lo suele realizarse en instalaciones especializadas, llamadas hatcheries, que suministran alevines a las granjas de preengorde y éstas a las de engorde. A pesar de esta dificultad, algunas empresas han optado por realizar todo el proceso, sin depender de empresas proveedoras externas, para tener un mayor control sobre la calidad de los alevines, que es clave para la rentabilidad de la granja. La realización de todo el proceso sólo la llevan a cabo empresas con una gran producción, que les permite rentabilizar la inversión del criadero  (Saavedra, 1998).   

4.1. Criadero

En esta fase se obtienen los alevines de entre 2 y 10 gramos de peso, partiendo de adultos reproductores. Es la fase más delicada del proceso productivo en la que se producirá mayor mortalidad, ya que se manejan huevos, larvas y alevines de turbot, que son los estadios más sensibles a variaciones y desequilibrios físico-químicos. El buen estado y desarrollo de los alevines es fundamental para el rendimiento de las fases de preengorde y engorde.

Es la fase más compleja desde el punto de vista tecnológico y de seguimiento, debido a la fragilidad de los turbot en estos estadios. Además, para la obtención de alevines de calidad se requiere un continuo esfuerzo de mejora y selección genética que facilite la gestión de las fases sucesivas de preengorde y engorde y mejoren su rentabilidad (Granjamar,2004).

4.1.1.    Manejo de Reproductores

El primer paso del proceso productivo es la obtención de adultos reproductores de calidad que aseguren una buena cantidad y calidad de huevos fecundados.
    
El stock de reproductores puede obtenerse a partir de peces procedentes del medio natural o de granjas de cultivo. Los turbot capturados en la naturaleza son confinados en estanques y aclimatados durante dos años hasta que llegue la época de reproducción, lo que según parece no ofrece mayores dificultades ( Coll, 1986).

El confinamiento de los reproductores se realiza en tanques poco profundos (0.7  a 1.0 m de agua y de 2 a 40 m3 ), considerándose las condiciones templadas de temperatura, salinidad, pH del agua de mar, iluminación (intensidad, cantidad y calidad de luz) y el régimen alimentario. A los reproductores no se les alimenta con dieta artificial sino con diferentes tipos de pescado fresco o congelado (Menu, B. & J. Person, 1991).

Garazo (2003), señala que las hembras de turbot en cautiverio ayunan a lo largo del período de desove, por un lapso aproximado de 10 semanas, empezando el ayuno 2 semanas antes de la primera ovulación, sin embargo en los días previos al desove las hembras se alimentan excesivamente.

La utilización de reproductores  nacidos en criadero contribuye a mantener un buen stock de reproductores en un período de puesta y un mejor conocimiento de la edad de la primera maduración; asimismo los stock de reproductores potenciales deben renovarse en forma regular (como máximo 20% anualmente) (Medas, 2004).

Mejora Genética.

La mejora genética e hibridación son métodos que brindan mayores posibilidades para los cultivos de peces planos. La mejora de razas por reproducción selectiva aplicada inicialmente a turbot pueden servir a varios propósitos tales como aumentar la tolerancia a las variaciones de temperatura, acelerar el ritmo de crecimiento o mejorar los índices de conversión del alimento (Person, 1991).

Las investigaciones tiene como objetivo común la obtención de altas tasas de supervivencias de las larvas de turbot. Saavedra (1998), menciona que el cruce de turbot hembra con remol macho nos da híbridos donde casi todos son hembras, mejorándose la supervivencia hasta la metamorfosis y alcanzando 380 g en 20 meses. Mientras que el cruce de turbot macho con remol hembra nos da híbridos donde casi todos son machos alcanzando 280 g en el mismo tiempo. Todos los híbridos tienen órganos reproductores rudimentarios. Las hembras de turbot crecen 12% mas rápido que los machos, debido a que tienen mayor cantidad de músculo y un solo órgano reproductor rudimentario ya que el órgano normal alcanza el 15% del peso corporal de hembras maduras. Asimismo se tiene referencia de el uso de esteroides para revertir el género de machos a hembras.
    
Por todo ello, actualmente las investigaciones para la mejora genética en el turbot se están orientando a la obtención de individuos triploides que no maduran sexualmente, y por tanto crecen de una manera continua, por lo que se puede obtener mayores tamaños en el mercado en menor tiempo.

Otra línea de investigación es la obtención de más hembras, ya que éstas crecen más rápidamente que los machos (al cabo de tres años puede haber una diferencia de más de 1 Kg a favor de las hembras ( Medas, 2004).


4.1.2.  Desove y Fecundación

El desove es la emisión de los huevos por parte de la hembra, acompañada, en condiciones naturales, del riego de los mismos con semen por parte del macho.

En cautividad existen dos formas de realizar el desove:


a) Desove y fecundación natural.

Tanto el macho como la hembra permanecen estabulados en tanques circulares ubicados dentro de instalaciones donde cuentan con iluminación artificial y bombeos de agua marina no reciclada, la renovación de agua es de aproximadamente del 10 – 30% por hora. La densidad es de 3 peces/m2. La proporción de hembras es de 1: 3-4 machos. En algunos cultivos se ha instalado una capa drenada en el fondo de los tanques de arena, correspondiendo este cuidado a mejores tasas de fecundación.  

El desove ocurre espontáneamente, es estacional y secuencial esto es por tandas de 4 a 12 ovoposiciones durante 2 a 3 meses,. La fecundación de turbot es esporádica en el tanque, a diferencia de la solea en que la fecundación es casi permanente; los huevos son colectados en la superficie (Garazo, 2003).

b) Desove y fecundación artificial.

El desove puede inducirse por:

    b.1) Por Inyección de Hipófisis:
    
    Se usa de una a dos glándulas/Kg de hembra madura, para estimular la maduración y ovulación. El desove ocurre después de 16 a 20 horas de haberse aplicado la inyección; el desove es espontáneo sin manipulación de los reproductores.

    b.2) Por manipulación del fotoperiodo:

    Normalmente el turbot empieza el desove desde abril o mayo hasta octubre (primavera); con el fotoperiodo artificial puede desovar desde febrero hasta noviembre, pudiéndose adelantar incluso la primera maduración simulando un ciclo anual de luz de 6 meses obteniéndose así una primera maduración en dos años y medio para las hembras y en dos años para los machos. El periodo de desove de turbot sigue estrictamente las condiciones de temperatura y fotoperiodo; así     fotoperiodos largos superiores a 15 horas asociadas a temperaturas medias de 13 a 15°C son las mas favorables para la producción de huevos. La fecundidad del turbot es de aproximadamente tres millones de ovas; los huevos son pelágicos  y tiene un diámetro de 1 mm. La incubación de los huevos fecundados dura aproximadamente una semana y está en función de la temperatura (Garazo, 2003).

    b.3) Presión abdominal:
    
    Consiste en detectar mediante la observación de los rasgos morfológicos externos el momento en el que la hembra está madura, es decir a punto de expulsar los huevos. Llegado este momento se captura a la hembra y con sumo cuidado se le realiza una ligera presión en la zona abdominal provocando la expulsión de los huevos que serán recogidos en un recipiente.

    Se realiza la misma operación con el macho extrayéndole el esperma. Se mezcla el esperma con los óvulos durante un tiempo, induciendo la fecundación artificial de los mismos (Saavedra,1998).  
    

4.1.3.    Incubación

En la fase de incubación los huevos permanecen flotando en los tanques durante seis u ocho días, que es lo que tarda en eclosionar la larva.

La incubación se lleva a cabo en incubadoras de 25 a 130 litros de capacidad, si el agua es estacionaria se usan bajas densidades, si el agua es corriente se filtra y no se recicla; por ello se debe evitar las variaciones bruscas de temperatura ya que el turbot en la ultima fase de eclosión requiere aguas muy tranquilas. Durante estos días se deben mantener unas condiciones de cultivo muy determinadas con una salinidad de 20 ‰, temperatura 13 – 17 °C, en constante aireación; especialmente en los  primeros días que es cuando se producen las mayores tasas de mortalidad (Seafood Resources Chile, 2004).


4.1.4.    Crianza Larval

En el momento de la eclosión la larva mide aproximadamente 3 mm, el proceso se  lleva a cabo en tanques circulares negros o gris oscuro, con la base cónica, conocidos como de tipo inglés, con entrada de agua tangencial a la superficie y una rejilla en la salida, situada normalmente en el centro del tanque, para evitar la salida de las larvas.

El cultivo se realiza con unas densidades de individuos de entre 30 y 40 larvas por litro de agua en cada tanque. El agua debe estar filtrada, calentada y tratada con rayos ultravioleta, para la eliminación de microorganismos que puedan causar mortalidades en el cultivo. El intercambio de agua debe ser de un 10% del volumen del tanque por hora cuando las larvas tengan dos días y aumentará hasta el 30-40% cuando alcancen los 20 días; además, es necesario controlar los niveles de oxígeno, aireación, El flujo de agua que se usa es abierto de unos 30 l/h a una temperatura de  9- 20 °C. El cultivo se airea continuamente y se mantiene iluminado todo el día con 18 horas al día, con tubos fluorescentes ( 300 a 2 000 Lux en la superficie del agua). Se utilizan tanques negros para facilitar la captura del alimento (Saavedra, 1998 y Garazo, 2003) .  


El estadio larval desde la eclosión hasta la metamorfosis dura de 40 a 60 días, obteniéndose un alevín de 3 cm, con un peso aproximado de 1,5 g, el cual trasladado a los tanques de pre-engorde (Fundación Chile, 2004).

4.2.    Pre – engorde

El preengorde es la fase del proceso productivo intermedia entre la cría y el engorde . El preengorde comprende el desarrollo del pez desde que los turbot tienen un peso de entre 1 y 10 gramos hasta que alcanzan los 100 o 150 g, esta fase tiene una duración aproximada de entre 7 y 9 meses. El peso al final del proceso lo marca las preferencias impuestas por la granja de engorde a la que van destinados los lotes, y depende de la política de cada granja.

La densidad de cultivo pasa de 1 000 a 500 ind.m-2, entre el tercer y sexto mes, manteniendo una  carga media de 15 kg.m-2 al final del pre-engorde con un caudal de agua mayor a los 0,02 m3/kg/h (Granjamar, 2004).

El pre-engorde se realiza en instalaciones situadas en tierra, próximas a la costa. El elemento principal de estas instalaciones son los tanques de cultivo, los cuales son autolimpiables cuadrados o circulares con evacuación central, de escasa profundidad ( 40 a 50 cm ).

Las condiciones físico-químicas que requiere el turbot para su desarrollo en esta etapa son las siguientes:

Temperatura (ºC)............. .8-22 (óptimo:16-22)
Salinidad (‰)....................15-35 (óptimo: 20 ‰)
Oxígeno...........................>60 % (>5ppm)
PH.................................. 7.9-8.2

Una vez finalizado el proceso de preengorde, los turbots son transportados a las granjas de engorde, que serán las que engorden los peces hasta el peso comercial de salida al mercado (Medas, 2004).

4.3.    Engorde

El engorde abarca desde que el pez tiene un peso entre 100 y 150 g, que llega a la instalación hasta que alcanza el tamaño comercial, con un peso aproximado de 2 kg, este peso varía según las necesidades comerciales del mercado y la política de gestión de la biomasa de la instalación. El proceso de engorde tiene una duración aproximada de 17 a 22 meses.  

En el engorde se requiere más superficie de cultivo, y los tanques de cultivo son de mayores dimensiones para así aprovechar mejor el espacio de la granja, aprovechando que los turbot por su tamaño son menos sensibles a las variaciones de algunos parámetros y soportan situaciones menos controladas.

La cantidad de caudal será superior al utilizado en el preengorde, las instalaciones de captación, distribución, desagüe, tratamiento, etc., deberán ser mayores y con nuevas medidas de seguridad (Medas, 2004).
 
Las granjas de engorde de turbot son instalaciones de gran tamaño. Las de reciente construcción alcanzan cifras de producción de más de 500 toneladas.

Uno de los problemas que se plantean en el engorde es el momento en el que los turbot alcanzan su madurez. A partir de ese momento, los rodaballos cesan de crecer por un periodo aproximado de cuatro meses. Este cese en el crecimiento tiene importantes implicaciones económicas. Para que los turbot no alcancen su estado de madurez se controla el fotoperíodo y se reduce el tamaño de venta.  Las densidades de cultivo en la fase de engorde  son   de 12 – 15, 15 – 25 y de 25 – 35 kg.m-2  (Fundación Chile, 2004).


4.3.1.    Cultivo en Tanques

Hasta este momento, debido al comportamiento bentónico del turbot, sólo se ha considerado el cultivo en tanques en tierra ( 20 a 100m3), con condiciones de cultivo muy controladas; los tanques circulares tipo autolimpiables o raceways alimentados por bombeo, son cubiertos para evitar que el sol dañe la piel de los peces.

El cultivo se  realiza  con   densidades  de   individuos  de  entre 20 y 40 kg.m-2, siendo muy importante en toda la etapa la clasificación de los peces por tallas, ya que se forman en los tanques jerarquías por tamaño

Actualmente el mantenimiento de lotes de turbot de tallas grandes en una instalación en tierra, es muy caro, ya que las necesidades de agua son muy elevadas, y precisan grandes superficies.

4.3.2.    Cultivo en Jaulas

Con el cultivo en jaulas se busca disminuir los costos de producción. El fondo de la jaula debe ser suficientemente rígido como para ser utilizado por el turbot. Debe dejar pasar el agua y ser flexible, se necesitan zonas abrigadas donde la renovación del agua sea constante; se mantienen a una altura de 1 a 2m, para evitar demasiada luminosidad en el fondo de la jaula, son cubiertas con lona oscura (Saavedra, 1998).

El elemento crucial de las jaulas para turbot es el conseguir un fondo adecuado. En los ensayos se compara la velocidad de crecimiento, el rendimiento de los piensos y los factores de conversión en jaulas con fondo rígido, flexible y en tanques (TecnoPress, 2003).

4.4.  Cosecha

La Cosecha es una operación de recolectar o capturar los peces del tanque y de las jaulas flotantes donde permanecen. Para ello se utilizan redes con mango, que son manejadas por el personal operario encargado de capturar los turbots. No resulta complicada la captura  ya que no son peces muy vivaces, a pesar de ello para facilitar esta tarea se puede desalojar la mitad del agua del tanque para que así tengan  menor volumen de agua para escabullirse.

Una vez capturados se depositan, según la finalidad de la captura, bien en los tanques de hielo para su sacrificio o en unas bandejas especiales para ser clasificados por tamaños y posteriormente distribuidos. En este segundo caso, cuando se capturen para ser reclasificados por tamaños, la operación de captura deberá realizarse con celeridad para no hacer permanecer a los peces en el tanque con poco agua y poco oxígeno, pues debido al ajetreo de los peces el consumo de oxígeno será mayor del habitual.

La red con la que se capturan los peces,  sus  nudos deben ser lisos, de un material que evite los daños a la mucosa que cubre la piel y a la epidermis del pez (Seafood Resources Chile, 2003).

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALVIAL, A. 1994 .“Turbot y Abalón” AQUANOTICIAS INTERNACXIONAL Chile.    Año 6 No 22 ed. Fundación Chile. pp: 34-40.
AQUANOTICIAS. 2004. 8 de Junio 2005. http://www.aqua.cl/revistas/n58/tit_3.html

COLL, J. 1986. ACUICULTURA  MARNA  ANIMAL. 2da. Edición.  Editorial  Mundi Prensa. Madrid. 629p.
FUNDACIÓN CHILE. 2004. 8 de Junio 2005.
http://www.fundacionchile.cl/fc/negocios_innovacion/filiales.cfm

GARAZO, A. 2003. ACUICULTURA DEL RODABALLO Psetta máxima. 10 Junio 2005.http://www.terralia.com/revista12/pagina45.htm
GRANJAMAR. 2004.14 Junio 2005. http://www.tongoy.com/granjamar_v2/productos_granj.htm

MEDAS.2004. MANUAL DE PRODUCCION DEL RODABALLO. PROYECTO MEDAS 21. Medidas Contra La Exclusión Y El Desempleo En Áreas Litorales. Editorial EQUAL. TOMO I. Universidad Politécnica de Madrid. 43p. www.Medas21.com

MENU, B. & J. PERSON .1991. “Fase de Criadero y Engorde” del Capítulo El cultivo de Peces planos: Lenguado, rodaballo. En: ACUICULTURE, Gilbert Barnabé Vol. II. Edic. Omega S.A. Barcelona - España. pp: 625-642.

PERSON, J. 1991. EL CULTIVO DE PECES PLANOS: Lenguado , rodaballo. En: Acuicultura. Vol. II. Edic. Omega, S.A. Barcelona- España. pp: 613-657.

SAAVEDRA H. 1998 “Cultivo del Turbot”. Monografía para optar el Título Profesional de Ingeniero Pesquero Oceanógrafo e Hidrobiologo, UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLARREAL. 61P.

SEAFOOD RESOURCES CHILE S.A. 2004. 27 Junio 2005. http://www.seafood.cl/src/index_empresa.htm

TECCNOPRESS S.A. 2003. LA ACUICULTURA EN CHILE. Edic. Quebecor World Chile S.A. Santiago de Chile. 336 p.

VELAZCO, A. 2003. Estudio Técnico Económico y Financiero para la del turbot o Rodaballo (Scophthalmus maximus) en la playa Lampay (Dpto. de Lima) para la venta en el mercado Nacional y su Exportación. 13 Junio 2005. http://www.proinversion.gob.pe/oportunidades/Proyectos/II_etapa/0116-CE-PES.pdf