Por: Milthon B. Luján Monja.
En el ámbito mundial existe un creciente interés por la “cobia” Rachycentron canadum, debido a que es una especie que se adapta fácilmente al cultivo y presenta altas tasas de crecimiento, baja mortalidad y alta conversión alimenticia. Esta especie marina se distribuye naturalmente en casi todas las regiones de América y el Caribe, además en la Regiones Indo-Pacifico y al sur del océano Atlántico, en aguas con temperaturas que van de 17º a los 32,2 ºC, pero para su cultivo requiere de temperaturas entre 23 y 30 oC.

La historia del cultivo de cobia es relativamente corta, inicialmente se cultivo con fines recreacionales, pero su cultivo comercial se inicio en Taiwán en donde el 90% de las granjas acuícolas que utilizan jaulas cultivan esta especie. En la actualidad esta especie se viene cultivando en Brasil, Colombia (a nivel experimental), México, EEUU, China, entre otros países; sin embargo, FAO indica que se han reportado producción de cobia en Bahamas, Belice, República Dominicana, México, Filipinas, Puerto Rico, Estados Unidos y Vietnam.

Debido a los altos precios que llega a alcanzar en los mercados internacionales, la tecnología para el cultivo de esta especie se ha desarrollado en pocos años.  De acuerdo a las informaciones científicas esta especie puede llegar a alcanzar de 5 a 6 kg en un año de cultivo. Asimismo, muchos destacan la potencialidad que tiene este pez pelágico para su cultivo en jaulas offshore.

Tecnología de cultivo

a. Reproducción

La reproducción en cautividad de cobia es relativamente fácil debido a que alcanzan la madurez sexual a los dos años de cultivo. De acuerdo con los investigadores los desoves espontáneos se presentan  cuando la temperatura del agua se encuentra entre 23 y 27 oC. Los huevos fertilizados eclosionan dentro de 21-37 h a temperaturas de 22 – 31.

b. Crecimiento larval

El crecimiento larval es relativamente rápida, las larvas son muy robustas y ambientalmente tolerantes. Aproximadamente tres días después de que fueron incubados los huevos y se absorbe el saco vitelino, las cobias en estado larvario deben recibir cantidades adecuadas de alimento y de tamaño apropiado (alimento vivo). Los alevinos de 20 días ya pueden consumir dietas artificiales.

c. Alevinaje

El alevinaje de cobia se puede hacer en tres fases. La primera fase incluye la crianza del alevin de 0.2 a 2-5 g (día 20 a día 45), al finalizar esta fase el alevin tiene una talla de 8 a 10 cm.

En la segunda fase el alevin de cobia es llevado de 2-5 g a 30 g (día 45 al día 75), se cultiva en “agua verde” en tanques mayores a 300 m2.

En la tercera fase (de 30 a 600-1000 g, día 75 al día 150-180), las cobias son cultivados en estanques o jaulas cerca de la costa.

d. Engorde

Las cultivas son cultivadas en jaulas offshore hasta que alcancen su peso comercial de 6-8 kg. El periodo de cultivo va de 6 a 8 meses dependiendo del mercado de destino.  

Problemas durante el cultivo

Como en todas las especies de cultivo, las enfermedades son la principal limitante para el cultivo de cobia. Durante la fase larval los principales problemas son Epistylis y Nitzchia, durante el alevinaje es común las enfermedades virales que pueden ser solucionadas con una buena calidad de agua y una adecuada gestión de la alimentación. El parasito Amyloodinium ocellatum genera una alta tasa de mortalidad a menos que sea controlado.

Uno de los principales desafíos que afrontan los productores taiwaneses de cobia son las enfermedades y parásitos; por lo tanto, para garantizar el crecimiento de esta actividad se deben implementar medidas de bioseguridad. Asimismo, el canibalismo que se registra se disminuye clasificando a los peces por tamaños.


Mercado y precios

De acuerdo con Caro el precio en el mercado interno de Taiwán que promedia los U$S 5 a 7/kg, para el eviscerado, dependiendo de la talla. Japón es aparentemente uno de los principales mercados, y se surte principalmente de Taiwán, que aprovecha también su estratégica posición geográfica en tal sentido.

Perspectivas del cultivo de cobia

Debido a la facilidad del cultivo de cobia y a las oportunidades comerciales, la producción de esta especie va a seguir incrementándose particularmente en los países que tienen un clima tropical, debido a que reúnen las condiciones apropiadas para el impulso de esta actividad. En el caso del Perú, debe evaluarse el desarrollo del cultivo de esta especie en la costa norte en donde se reúnen algunas condiciones ambientales.