EEUU.- Cerca de dos tercios de los alimentos de origen acuático que consumimos provendrán de la acuicultura en el año 2030. Esto según el estudio "Fish to 2030: Prospects for Fisheries and Aquaculture," el cual concluye que como las fuentes de las pesquerías silvestres han alcanzado su máximo nivel, la acuicultura ayudará a satisfacer el creciente apetito global por pescados y mariscos.

El informe del Banco Mundial proyecta que en el año 2030, la acuicultura producirá la mitad del abastecimiento mundial de pescado, incluido el pescado para alimento y otros productos como la harina de pescado. Mientras que el 62% de los alimentos de origen acuático que las personas consumirán provendrán de la granjas acuícolas, que incrementarán su producción para satisfacer la creciente demanda, especialmente de Asía, donde aproximadamente se consumirá el 70% del pescado.

Estas son algunas de las principales conclusiones del informe “La pesca hasta 2030: Perspectivas de la pesca y la acuicultura", (Fish to 2030: Prospects for Fisheries and Aquaculture) publicado hoy y fruto de la colaboración entre el Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés). El documento pone de relieve el alcance del comercio mundial de productos del mar, que tiende a fluir desde los países en desarrollo a los desarrollados.

Según la FAO, el 38 por ciento de todo el pescado que se produce actualmente en el mundo se exporta y, en términos de valor, más de dos tercios de las exportaciones de pescado de los países en desarrollo se dirigen a los países desarrollados. El informe "La pesca hasta 2030" señala que China se está convirtiendo en un importante y creciente mercado para el pescado, que supondrá un 38 por ciento del consumo mundial en 2030. China y otros muchos países están aumentando sus propias inversiones en acuicultura para ayudar a cubrir este aumento de la demanda.

En 2030 se prevé que Asia -incluyendo Asia meridional, el Sudeste asiático, China y Japón- represente el 70 por ciento del consumo mundial de pescado. Por otro lado, África subsahariana verá una disminución del consumo de pescado per cápita del 1 por ciento anual desde 2010 hasta 2030. Pero, debido al rápido crecimiento de la población -del 2,3 por ciento en el mismo período- el consumo total de pescado de la región aumentará en conjunto en un 30 por ciento.

El informe predice que el 62 por ciento del pescado procederá de la acuicultura en 2030, con un crecimiento más rápido de especies como tilapia, carpa y bagre (pez gato). Está previsto que la producción mundial de tilapia casi se duplique, desde 4,3 millones de toneladas a 7,3 millones anuales entre 2010 y 2030.

“El rápido avance de la acuicultura hace particularmente difícil crear modelos para este sector y, al mismo tiempo, es su faceta más interesante en términos de perspectivas de futuro para la transformación y el cambio tecnológico”, explicó uno de los autores del informe, Siwa Msangi del IFPRI.

"Comparando este estudio –añadió- con uno similar que hicimos en 2003, podemos ver que el crecimiento en la producción acuícola ha sido mayor de lo que pensábamos”.

El Director de Agricultura y Servicios Ambientales del Banco Mundial, Juergen Voegele, señaló por su parte que el informe aporta información valiosa para los países en desarrollo interesados en el crecimiento de sus economías a través de la producción pesquera sostenible, aunque advirtió que se necesitan políticas muy bien estudiadas para garantizar que este recurso se gestiona de forma sostenible.

“El suministro sostenible de pescado -producirlo sin agotar los recursos naturales productivos y sin dañar el precioso medio ambiente acuático- es un enorme desafío", advirtió Voegele. "Seguimos presenciando un nivel excesivo e irresponsable en la pesca de captura y la acuicultura, y entre otros aspectos, los brotes de enfermedades han afectado en gran medida a la producción. Si los países pueden gestionar sus recursos de forma adecuada, estarán en condiciones de beneficiarse del cambiante entorno comercial".

La pesca y la acuicultura son una fuente vital de empleos, alimentos nutritivos y oportunidades económicas, especialmente para las comunidades pesqueras en pequeña escala. Sin embargo, las amenazas de brotes de enfermedades a gran escala en la acuicultura y los impactos relacionados con el cambio climático podrían alterar dramáticamente este recurso.

Arni M. Mathiesen, Director General Adjunto de la FAO al frente del Departamento de Pesca y Acuicultura, hizo hincapié en que aprovechar el potencial de la acuicultura podría tener beneficios duraderos y positivos.

"Con un aumento previsto de la población mundial hasta los 9 000 millones de personas en 2050 -sobre todo en áreas que tienen niveles elevados de inseguridad alimentaria-, la acuicultura, si se desarrolla y practica de forma responsable, puede aportar una contribución importante a la seguridad alimentaria y al crecimiento económico mundial”, aseguró Mathiesen.

En el año 2030, un emergente clase media en China se convertirá en el mayor mercado para el pescado. Con el incremento en la inversión en la acuicultura, China producirá el 37% del pescado mundial y consumirá el 38% del pescado que se consume en el mundo, estima el informe.

Haciendo sustentable a la acuicultura

Debido a que la población se incrementará hasta los 9.0 billones para el año 2050, habrá la necesidad por mas alimentos y empleos, área donde la creciente industria acuícola podría ayudar a satisfacer. Pero la actividad necesita ser practicada de forma responsable.

Los riesgos y los impactos ambientales de algunas prácticas acuícolas han sido titulares en los últimos años. El brote de enfermedades en la acuicultura del camarón en China, Tailandia y Vietnam, y en el cultivo del salmón en Chile ilustran algunos de los desafíos de la industria. Pero el crecimiento de la acuicultura también presenta a los países la oportunidad de expandir y mejorar la actividad para que sea sustentable y ambientalmente responsable.

“Continuamos viendo que una excesiva e irresponsable captura pesquera, y en la acuicultura, los brotes de enfermedades, entre otras cosas, tienen una producción fuertemente impactada” dijo Juergen Voegele, Director de los servicios de Agricultura y Ambiente del Banco Mundial, además destacó que “Hay una gran oportunidad para los países en desarrollo que estén preparados para invertir en una mejor gestión pesquera y en la acuicultura ambientalmente sustentable”.

“La acuicultura será una parte esencial de la solución para la seguridad alimentaria mundial. Esperamos que la industria acuícola mejore sus prácticas en línea con las expectativas del mercado por alimentos de origen acuático sustentables y producidos responsablemente” indicó Jim Anderson, asesor de banca en Fisheries, Aquaculture and Oceans del Banco Mundial, y coautor del informe.

Acuicultura responsable alrededor del mundo

Para mantener los beneficios económicos y las ventajas ambientales de la acuicultura sustentable, muchos países están ayudando a sus comunidades a mejorar la forma en que ellos producen pescado.

Desde mayo del año 2012, Vietnam viene trabajando con el Banco Mundial para ayudar a las comunidades pesqueras a adoptar buenas prácticas acuícolas para mejorar la gestión de las enfermedades y mejorar la gestión de los efluentes. La acuicultura sustentable también viene siendo desarrollada en Ghana, en donde se han empezado a establecer piscigranjas en la región del lago Volta.

Debido al crecimiento de la población, la acuicultura esta emergiendo como el único camino para satisfacer la demanda mundial por pescado. Pero se requiere de bastante trabajo para mejorar la forma en que la acuicultura es practicada. De acuerdo a Voegele: “Este es un gran desafío, pero el Banco Mundial puede ayudar a los países en desarrollo en sus esfuerzos para gestionar su producción de pescado de una forma sustentable, a través de soluciones adaptadas e innovadoras que funcionan”.


Puede descargar el informe: “Fish to 2030 : prospects for fisheries and aquaculture” aquí.