Cuiabá, Brasil.- En Mato Grosso la mayor parte de productores decide incursionar en la piscicultura por interés personal, disponibilidad de agua en la propiedad o la necesidad de diversificar la producción. Para verificar las oportunidades y desafíos de esta cadena productiva, el Instituto Mato-grossense de Economia Agropecuária (Imea) elaboró el primer Diagnostico de la Piscicultura de Mato Grosso.

El estudio se realizó a pedido de la Federação da Agricultura e Pecuária (Famato) y del Serviço Nacional de Aprendizagem Rural (Senar/MT), y se realizaron tres investigaciones de campo durante 10 meses en 28 municipios del Estado. Fueron entrevistados 231 productores y 16 frigoríficos y puntos de comercialización de pescado.

Según la investigación, los 231 productores representan el 20% de los productores en el Estado y producen 45 000 t de pescado por año. Buena parte de estos productores (56%) están hace menos de cinco años en la actividad. Considerando los que no participaron del estudio, se estima que la producción anual de pescado supera las 60 000 t. La mayor parte (72%) de la producción tiene como destino el consumo interno en el mismo Estado.

“Con este diagnostico, los productores, los funcionarios, los agentes financieros y demás miembros de la cadena productiva conocerán las oportunidades y los desafíos de la piscicultura de Mato Grosso. La Famato podrá auxiliar a la asociación de productores, y establecer estrategias de políticas públicas para el sector. El Imea conseguirá contribuir con informaciones del mercado y Senar en la calificación e los piscicultores conforme a la demanda” afirmó el presidente en ejercicio del Sistema Famato, Normando Corral.

Conforme al estudio, los piscicultores de Mato Grosso tienen un perfil emprendedor, experiencia en la producción de peces nativos y un bajo endeudamiento.

Las principales oportunidades identificadas en el estudio son una gran producción de granos para las raciones, disponibilidad de recursos hídricos, temperatura favorable y estable y la existencia de los sistemas integrados de producción. La falta de oferta de pescado nativo en Mato Grosso puede ser suplida por los piscicultores.

Los grupos de peces más cultivados en el Estado son los redondos (pacu y tambaqui, y sus híbridos tambacu y tambatinga), representando el 58% de la producción de los participantes en la investigación. Además de esto, tenemos los bagres (pintado) con 27% y los brycons (piraputanga e matrinxã) con el 9%.

Referencia:
Federação da Agricultura e Pecuária do Estado do Mato Grosso (FAMATO). Diagnóstico da Piscicultura em Mato Grosso. – Instituto Mato-Grossense de Economia Agropecuária (Imea) – Cuiabá:2014.
http://imea.com.br/upload/pdf/arquivos/P221_Diagnostico_da_Piscicult_ura_Versao_Final_com_capa.pdf