El rápido crecimiento en el consumo de alimento de origen acuático es una buena noticia para Australia, según un nuevo informe de Rabobank, el banco especialista en agronegocios. El informe “Smooth sailing for Australian seafood”  indica que el consumo de alimentos de origen acuático ha crecido 26% durante los últimos 15 años, impulsado por el incremento de la población y la popularidad de los alimentos de origen acuático en las dietas.

Los alimentos de origen acuático son la proteína animal más consumida en el mundo, y se espera que su consumo siga creciendo; las estimaciones indican que no es probable que las tasas de crecimiento se reduzcan durante los próximos 10 años.

“El rápido crecimiento en la demanda esta superando el abastecimiento, se estima que se requieren de 30 a 40 millones de toneladas de alimentos de origen acuático adicionales para satisfacer la demanda del consumidor para el 2030” resaltó el informe.

Los autores del informe, Gorjan Nikolik, analista principal de Rabobank, y Matt Costello, analista de proteínas animales, dijeron que aunque la industria australiana de los alimentos de origen acuático representa sólo una pequeña porción de los alimentos producidos y comercializados en el mundo, estos juegan un importante rol, debido al amplio rango de productos acuícolas y pesqueros premium que se producen en Australia.

El sector de los alimentos de origen acuático de Australia, que se pronostica tenga un valor de A$2.5 billones en 2014/2015, consiste de un diverso rango de sectores, incluido la langosta de la roca australiana, el atún del sur y el salmón de Tasmania.

“Con una fuerte reputación mundialmente por productos de alto valor, de clase mundial, sostenibles y amigables con el ambiente, la industria de alimentos de origen acuático esta bien posicionada para proveer alimentos a los consumidores internacionales y locales” dijo Costello.

Crecimiento en el consumo

Se pronostica que el consumo mundial promedio de alimentos de origen acuático sera de poco menos de 20 kilogramos por persona en el 2014, el aumento en el consumo de alimentos de origen acuático es una tendencia mundial, resalta el informe, pero particularmente pronunciada en los países en desarrollo, en particular en Asia.

“De particular interés es el rápido crecimiento en la demanda de China, que juega un importante rol en el consumo global y los flujos comerciales, al mismo tiempo se convierte en un destino crucial para los alimentos de origen acuático australianos” manifestó Costello.

En el 2014, se pronostica que el consumo per capita chino de alimentos de origen acuático alcance los 37.7 kg, un incremento de 57% con respecto al año 2000.

“En la actualidad, la mayor parte del consumo de alimentos de origen acuático chino se baja en productos criados localmente y de bajo valor. Pero lo más significativo es el crecimiento esperando en la demanda de los consumidores chinos por productos de alto valor, muchos de los cuales deben ser importados. Esta es una oportunidad clave para la acuicultura y pesca orientada a la exportación, como en Australia, que puede proveer productos de primera calidad” indicó Costello.

Globalmente, los principales consumidores de alimentos de origen acuático incluyen a Corea, Noruega y Japón, se espera que el consumo per capita durante el 2014 alcancen los 57.7 kg, 57.65 kg y 52.6 kg, respectivamente.

Impulsores de la demanda

El informe de Rabobank indica que el crecimiento mundial en el consumo de alimentos de origen acuático es impulsado por numerosos factores.

“Entre los consumidores occidentales hay un crecimiento en la demanda debido a los beneficios percibidos para la salud y el bienestar, mientras que también hay un rápido incremento en la popularidad de la cocina asiática la cual es rica en alimentos de origen acuático, como el sushi y sashimi” indicó Costello.

“Para los países en desarrollo, el incremento en el consumo es impulsado principalmente por el crecimiento de la población, mientras que un diversos rango de alimentos de origen acuático ofrece opciones para grupos con diferentes niveles de ingresos”.