Roma, Italia.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Universidad Autónoma de Chapingo acaban de publicar la versión en español del OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2014-2023. El documento destaca que el crecimiento de la producción acuícola se concentrará en Asia.

Según el documento, “el sector pesquero y de mariscos se ha caracterizado recientemente por sus precios altos y volátiles. Con el precio promedio de 2002-2004 establecido en 100, el índice de Precios del Pescado agregado de la FAO subió abruptamente hasta un récord de 164 en diciembre de 2013. Este crecimiento no solo refleja un suministro inadecuado que empuja los precios de las especies de cultivo seleccionadas al alza, sino que también aumenta los precios de algunas especies silvestres”.

Las principales proyecciones son:

• A pesar de la inestabilidad experimentada en 2012 y parte de 2013, la tendencia de mediano plazo del sector pesquero permanece positiva. Los países en desarrollo impulsarán importantes cambios y la expansión de la pesca y la producción, comercio y consumo de la acuicultura.

• La proyección de pescado en la próxima década refleja la respuesta a los altos costos sostenidos en un contexto de demanda firme, en particular en los países en desarrollo. Para 2023 se prevé que los precios de pescado en términos nominales estén muy por encima de su promedio histórico. En términos reales, se espera que los precios de pescado disminuyan ligeramente, pero manteniéndose por encima de los niveles de décadas anteriores.

• Se espera que la producción pesquera mundial sea 17% más alta en 2023. El crecimiento se impulsará principalmente por el aumento en la producción acuícola, la cual se espera que alcance 49% de la producción pesquera total en 2023. Sin embargo, se prevé que el crecimiento de la producción acuícola se desacelere a 2.5% anual, atenuado por los altos costos durante el periodo de proyección, en comparación con 5.6% anual de la década anterior.

• El pescado y los productos pesqueros continuarán siendo muy comercializados, pero se prevé que el comercio en general aumente a un ritmo un poco más lento que en el pasado debido a mayores costos de transporte, un crecimiento más lento del producto y una menor demanda en algunos países importadores.

• Se prevé que el consumo aparente mundial de alimentos pesqueros per cápita alcance 20.9 kg en 2023, frente a 19.2 kg per cápita en 2011-2013. En relación con la década anterior, el crecimiento del consumo de pescado en el periodo de proyección se desacelerará debido a los altos precios del pescado y a un menor crecimiento de la población.

Referencia:
OECD/FAO (2014), OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2014, OECD Publishing.
http://dx.doi.org/10.1787/agr_outlook-2014-es
http://www.fao.org/3/a-i3818s.pdf