Alemania.- Una considerable cantidad del caviar de esturión que se vende en Bulgaria y Rumania está mal etiquetado o es falso. Estos hallazgos fueron descubiertos por los científicos de German Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) y WWF Austria. Los resultados del estudio acaban de ser publicado en la revista Journal of Applied Ichthyology.

Los análisis de 27 muestras de caviar de Bulgaria y Rumania revelaron un inesperado nivel alto de caviar a la venta con etiquetas erróneas o sin etiquetas. Actualmente, todos los empaques de caviar de esturión deben llevar una etiqueta con un código universal proveyendo información sobre el origen del caviar, la especie de esturión, si es de acuicultura o silvestre, y el país de origen. Sin embargo, en siete de los casos el caviar fue vendido ilegalmente en tiendas o por vendedores callejeros sin etiquetas en sus envases.

Todas las muestras de caviar fueron analizados genéticamente para identificar las especies de esturión. Sólo diez de las latas o frascos estuvieron de acuerdo con el código de las especies en su etiqueta. Cuatro muestras fueron mal etiquetadas, contenían caviar de otras especies de esturión o de más de una especie. En al menos un caso de mal etiquetado, el caviar de una especie de menor valor fue vendida por otra de mayor valor. Seis muestras fueron falsificadas y no debieron ser declarados como caviar. Tres de estas muestras no tuvieron ADN animal y probablemente fueron hechos de sustancias artificiales.

Una muestra fue identificada como una especie de pez llamada lumpsucker (Cyclopterus lumpus) cuyos huevos son comúnmente ofrecidos como sustituto del caviar. Las otras dos falsificaciones fueron probablemente hechas de carne de esturión.

“Considerando la conservación del esturión, cuatro muestras fueron las de mayor preocupación. Estas muestras fueron vendidas en restaurantes o por vendedores de la calle como originarios de esturió salvaje del Danubio, por lo tanto fueron capturados ilegalmente” dijo Arne Ludwig de German Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW). Las cuatro muestras provenían del esturión beluga (Huso huso) que esta en peligro en la región del Danubio.

“Una efectiva conservación del esturión sólo puede ser posible, si la caza furtiva y el comercio ilegal son finalmente prohibidas” añadió Jutta Jahrl de WWF Austria.

Referencia:
Ludwig A, Lieckfeldt D, Jahrl J (2015): Mislabeled and counterfeit sturgeon caviar from Bulgaria and Romania. J APPL ICHTHYOL; DOI: 10.1111/JAI.12856
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jai.12856/abstract