Noruega.- Los científicios de la University of Stavanger y de la Norwegian University of Life Sciences investigaron los regímenes de volatilidad de los precios de los alimentos de origen acuático de cultivo y silvestres en base a tres dimensiones: tecnología, especies y forma del producto. Ellos concluyen que la volatilidad de los precios para los productos acuícolas es sustancialmente más bajo que para los silvestres; sin embargo, esto varia sustancialmente entre especies.

La producción o cosecha de pescado es riesgoso, y conduce a precios volátiles. Las variaciones de los precios dependen de factores como la estacionalidad, los volúmenes de producción y variaciones en la demanda debido a cambios en los productos sustitutos. Para los productores de alimentos de origen acuático las variaciones de precios son importantes riesgos del mercado.

La producción acuícola puede proveer una producción más estable debido a su mayor control de la producción, y mientras que la pesca frecuentemente opera en base a botes con un abastecimiento estacional, la industria acuícola típicamente produce en varios lugares y puede reducir la variabilidad en el abastecimiento. Sin embargo, también hay un riesgo sustancial en la acuicultura, la cual se debe a variaciones en los factores biofísicos como las enfermedades.

Los científicos de la University of Stavanger y de la Norwegian University of Life Sciences evaluaron las diferencias en la volatilidad de los precios debido a la tecnología de producción para diferentes grupos de especies y formas de productos entre las especies acuícolas y silvestres.

Según los resultados de los científicos, existe una significativa diferencia en la volatilidad entre los productos acuícolas y silvestres. Ellos indican que la menor volatilidad en la acuicultura puede ser resultado de un mayor control de las poblaciones de peces que la pesca tradicional; y que con el incremento de la producción en la acuicultura, los precios del pescado podrían ser menos volátiles.

Los científicos reportan que cuando investigaron la volatilidad de los precios por grupos de especies, tecnología de producción y forma del producto, la figura cambia, y varia por especie. Según los científicos, los pelágicos tienen la mayor volatilidad; ellos resaltan que cuando se incluye la tecnología del producto, el salmón silvestre es igual de volátil.

Referencia:
Frank Asche, Roy Endré Dahl & Marie Steen (2015) Price Volatility in Seafood Markets: Farmed vs. Wild Fish, Aquaculture Economics & Management, 19:3, 316-335
http://dx.doi.org/10.1080/13657305.2015.1057879
http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/13657305.2015.1057879