Kiel, Alemania.- Las poblaciones de peces silvestres no pueden ser protegidas a largo plazo sólo con la expansión de la acuicultura. Motores económicos como el incremento de la demanda mundial por pescado o la mejora en los métodos de pesca podría conducir en el futuro a incrementar la presión pesquera sobre las clases de peces más populares. Científicos de Kiel y Finlandia llegaron a esta conclusión en un nuevo estudio.

Economistas, biólogos pesqueros y biólogos evolutivos de la Kiel University, the GEOMAR Helmholtz Centre for Ocean Research Kiel, and University of Helsinki (Finlandia), trabajaron en un proyecto interdisciplinario que calculó como la pesca y la acuicultura se desarrollará en las próximas décadas con respecto a los peces más populares: lubina, salmón, bacalao y atún. Estos cuatro peces se encuentran entre las más populares en los mercados de Norteamérica y Europa. El salmón y lubina provienen mayormente de la acuicultora, mientras que el bacalao y el atún provienen de las pesquerías.

El estudio trató de responder a la pregunta de ¿Cómo las poblaciones de peces silvestres se desarrollarán hasta el año 2048? Los autores tomaron en cuenta que no sólo los factores biológicos influyen, sino también como el desarrollo económico afecta a las pesquerías. Los científicos simularon progresos técnicos particulares en la pesca, el incremento de la demanda mundial por pescado y el crecimiento en el abastecimiento de la acuicultora. Además, el estudio examinó la inter-relación de estos factores en varios escenarios con limitada eficacia de la regulación sobre las pesquerías.

“Una proyección realista del futuro desarrollo de las poblaciones de peces de importancia económica sólo puede ser alcanzado si, en adición a los factores biológicos, tenemos en cuenta las fuerzas económicas. El resultado nos sorprendió, debido a que el desarrollo económico tiene una mayor influencia sobre las poblaciones de peces de lo que esperamos” manifestó el Prof. Martin Quaas del Institute of Economics en la Kiel University.

El incremento de la producción acuícola puede aliviar las poblaciones de peces silvestres; sin embargo, este efecto positivo probablemente será superado por una mayor demanda y el progreso tecnológico en la industria pesquera, incrementando de esta forma la presión pesquera sobre las poblaciones silvestres. Bajo las actuales condiciones, la producción acuícola tendría que aumentar entre 15 y 24% para mantener las reservas, una cantidad poco realista desde el punto de vista de los científicos. A ellos se suma el problema de que los peces procedentes de la acuicultura es frecuentemente alimentados con pescado silvestre.

“Aun si establecemos tasas muy optimistas y el aumento de la proteína vegetal en las dietas, la presión sobre las pesquerías y las poblaciones de peces podría incrementarse enormemente y probablemente cause su colapso” dijo el co-autor del estudio Thorste Reusch de GEOMAR Helmholtz Centre for Ocean Research Kiel.

Contactos:
Prof. Martin Quaas
Institute of Economics, Kiel University
phone: 0431-880-3616
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Web: www.eree.uni-kiel.de

Prof. Thorsten Reusch
Research Division Marine Ecology / Evolutionary Ecology of Marine Fish
phone: 0431 600 4550
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Friederike Balzereit
Public Outreach, The Cluster of Excellence “The Future Ocean”
phone: 0431-880-3032
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencia:
Quaas, Martin F., Reusch, Thorsten B. H., Schmidt, Jörn O., Tahvonen, Olli, Voss, Rudi: It is the economy,
stupid! Projecting the fate of fish populations using ecological–economic modeling. Global Change Biology (2015), doi: 10.1111/gcb.13060.
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/gcb.13060/abstract