EEUU.- Aproximadamente, 2 300 millones de libras de alimentos de origen acuático se despilfarran cada año a nivel de distribuidor y minorista, captura incidental y consumidor. Al menos el 47% de los alimentos de origen acuático comestibles en EEUU son perdidos cada año, principalmente como desechos por los consumidores, sugiere un nuevo estudio de la Johns Hopkins Center for a Livable Future.

Los hallazgos, publicados en la edición de noviembre de la Global Environmental Change, indican como los residuos de los alimentos en general se han convertido en el centro de atención y preocupaciones vienen aumentando sobre la sostenibilidad de los recursos pesqueros del mundo. En EEUU y en todo el mundo, a las personas se les aconseja a consumir más alimentos de origen acuático, pero la sobrepesca, el cambio climático, la contaminación, la destrucción del hábitat y el uso del pescado para otros fines además de la alimentación humana, amenazan el abastecimiento mundial de pescado.

“Se nos dice que debemos comer más alimentos de origen acuático, pero el abastecimiento esta severamente amenazado, es fundamental y urgente reducir el desperdicio de alimentos de origen acuático” dijo el líder de la investigación David Love, científico del Public Health and Sustainable Aquaculture Project para el centro y asistente científico en el Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health.

El nuevo estudio analiza el desperdicio de alimentos concentrándose en la cantidad de alimentos de origen acuático que se pierde por año en cada etapa de la cadena de abastecimiento y a nivel de consumidor.

Después de compilar datos de muchas fuentes, los científicos estimaron que el suministro de alimentos de origen acuático comestible a EEUU es de aproximadamente 4.7 mil millones de libras por año, lo cual incluye los productos domésticos e importados menos los productos exportados.

Los científicos encontraron que la cantidad de desperdicio cada año es de alrededor de 2.3 mil millones de libras. De estos desperdicios, ellos determinaron que 330 millones de libras son pérdidas en la distribución y el comercio minorista, 573 millones de libras son perdidos cuando los pescadores comerciales capturan las especies equivocadas y luego lo descartan (captura incidental) y una asombrosa cifra de 1.3 mil millones de libras son pérdidas nivel de consumidor.

Para ilustrar la magnitud de la pérdida, los científicos estimaron que los alimentos de origen acuático perdidos contienen la suficiente proteína para satisfacer las necesidades de al menos 10 millones de hombres o 12 millones de mujeres; y hay el suficiente alimento de origen acuático perdido para cerrar la brecha de 36% entre el consumo actual y los niveles recomendados por la Guía de Dietas de EEUU del año 2010.

Referencia (abierto):
Love D., J. Fry, M. Milli, R. Neff. Wasted seafood in the United States: Quantifying loss from production to consumption and moving toward solutions. Global Environmental Change, Volume 35, November 2015, Pages 116–124. doi:10.1016/j.gloenvcha.2015.08.013
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959378015300340?np=y