Washington, EEUU.- Oceana liberó un nuevo informe revelando déficit en las reglas de trazabilidad propuesta por la administración de Obama para resolver el fraude en los alimentos de origen acuático en EEUU. El informe analiza los estudios científicos, documentos del gobierno y noticias desde el año 2001 que identifica los ejemplos de fraude (sustitución de especies y mal etiquetado) de los alimentos de origen acuático y resalta como las reglas propuestas fallan en combatir el fraude.

El Presidential Task Force on Combating Illegal, Unreported and Unregulated (IUU) Fishing and Seafood Fraud, que fue establecido en el 2014, elaboró un plan de acción en el 2015 que incluye las recomendaciones para establecer un programa de trazabilidad de los alimentos de origen acuático. Mientras que la regla propuesta, también conocida como la propuesta “Seafood Import Monitoring Program”, es un paso valioso, Oceana dijo que solo pedir trazabilidad para 13 tipos de alimentos de origen acuático “en riesgo” desde el bote a la frontera de EEUU, es una oportunidad para que continúe el fraude en los alimentos de origen acuático.

“La regla propuesta presenta una oportunidad histórica para iniciar el proceso de trazabilidad de los alimentos de origen acuático, pero sólo si hay un claro plan para expandirlo a todas las especies y extender la trazabilidad a través de toda la cadena de abastecimiento, desde el bote al plato” dijo Beth Lowell, director de campaña en Oceana. “Los consumidores tienen derecho a información básica sobre sus alimentos de origen acuático, incluido el nombre de las especies, y como y donde fueron capturados o cultivados. Sin el fortalecimiento de la regla, los defraudadores seguirán haciendo trampas a los consumidores, afectando a los pescadores responsables en EEUU, y daña los esfuerzos para asegurar a largo plazo la productividad de nuestros océanos para las generaciones futuras”.

Entre los principales hallazgos del informe se incluye:

- El 37% de los 50 tipos de los alimentos de origen acuático identificado como mal etiquetados en EEUU no son cubiertos por la regla propuesta ( por ejemplo: el salmón silvestre de Alaska).

- De los 27 casos legales donde se encontró o sospechaba que los alimentos estaban mal etiquetados desde el 2001, el 77% incluyó prácticas fraudulentas que ocurrieron dentro de EEUU.

- La regla propuesta no indica nada para trazar el pescado que están sustituidos en el mal etiquetado.

- El 62% de las 180 especies de alimentos de origen acuático identificado como impostores en el análisis de Oceana acarrean riesgos para la salud, y el 21% enfrenta amenazadas de extinción, según lo determinado por la Union for the Conservation of Nature (IUCN).

Puede descargar la hoja de datos en:
http://usa.oceana.org/sites/default/files/4046/fraud_gap_report_fact_sheet_low-res.pdf

Puede descargar el informe “Oceana Reveals Shortfalls in Proposed Traceability Rule to Address Seafood Fraud” en:
http://usa.oceana.org/sites/default/files/fraud_gap_report_final_6_6_16.pdf