Lima, Perú (Andina).- La recuperación en la exportación de las conchas de abanico contribuirá a reforzar los envíos al exterior de los productos pesqueros no tradicionales, destinados para consumo humano directo (CHD), señaló hoy la Gerencia de Servicios e Industrias Extractivas de la Asociación de Exportadores (Adex).

Explicó que en enero último las exportaciones pesqueras peruanas sumaron 140.5 millones de dólares, lo que representó una caída de 62 por ciento respecto al mismo mes del año pasado por los menores envíos no solo de harina de pescado sino de productos para el CHD.

El presidente de Adex, Juan Varilias, consideró que durante los siguientes meses ese índice mejorará gracias a las estrategias de los empresarios y la superación de ciertos problemas, como el registrado el año pasado en la bahía de Sechura, cuya contaminación impidió una mayor exportación de conchas de abanico.

“La situación ya se está normalizando. El año pasado los envíos de ese producto tuvieron una caída de 45 por ciento y en enero la contracción fue de seis por ciento, esperamos que en los siguientes meses las tasas sean positivas”, comentó.

Los envíos pesqueros tradicionales sumaron 75.4 millones de dólares en enero, cayendo 74 por ciento básicamente por los menores envíos de harina de pescado.

Por su parte, los productos para CHD sumaron 65 millones de dólares, cayendo 18 por ciento debido a los menores despachos de Veneras, conchas de abanico congeladas; y, Filetes congelados de los demás pescados, (perico y anguila).

Varilias comentó que el Comité de Pesca y Acuicultura de Adex está en constante monitoreo del comportamiento de la crisis en los tres principales destinos de los envíos pesqueros: Estados Unidos, Europa y Asia.

“Paralelamente el empresariado está abriendo nuevos nichos como es el caso de los langostinos en Rusia o las conservas de sardinas (anchoveta) en Brasil”, agregó.

En enero se observó el comportamiento positivo de varios producto como Demás jibias, globitos, calamares y potas congeladas, secas, saladas o en salmuera (65 por ciento); Jibias y calamares, preparadas o en conservas (64 por ciento); Colas de langostinos (cinco por ciento); entre otros.

Los principales destinos de los productos pesqueros peruanos totales son China, que demandó 62 por ciento menos que el año pasado, pero al mismo tiempo concentró el 32 por ciento de todas las ventas (45.4 millones de dólares).

Le siguió Estados Unidos (-37 por ciento), Japón (-35 por ciento), Canadá (-45 por ciento), Bélgica (-61 por ciento), Chile (-72 por ciento) y otros más.

Destaca el crecimiento de Rusia que demandó principalmente langostinos, Italia que compró conchas de abanico y Bolivia que importó conservas de pescado.