Lima, Perú.- “Más que un problema de demanda por parte de los mercados, las exportaciones pesqueras descendieron por circunstancias internas que impidieron alcanzar los objetivos previstos por los empresarios en los primeros meses del año”, manifestó el presidente del Comité de Pesca de la Asociación de Exportadores (ADEX), Humberto Speziani.

Según el Sistema de Inteligencia Comercial ADEX DATA TRADE, los despachos de productos pesqueros (Tradicionales y No Tradicionales) sumaron hasta mayo último US$ 852.5 millones, 38% menos que en el mismo periodo del año pasado. El 52% fue de productos pesqueros primarios  (US$ 446.9 millones) y el 48% restante de oferta con valor agregado (US$ 405.5 millones).

Speziani explicó que fueron factores de carácter productivo y climatológico, los que repercutieron en los envíos al exterior. El Ministerio de la Producción estableció condiciones regulatorias para la pesca Tradicional, además de menores cuotas para los productos de Consumo Humano Directo (CHD), como es el caso del jurel, cuya asignación fue recortada al 50% comparada al 2012.

Pese a ese descenso, confió que el sector se empiece a recuperar en el segundo semestre, en la medida que se establezca una cuota adecuada para la pesca industrial. “Sabemos que la biomasa está bien, así que sólo esperamos nuevas disposiciones normativas para nuestra actividad”, agregó.

Opinó que el Ministerio de la Producción (Produce) también podría promocionar otras especies que presentan una interesante demanda. “Se está difundiendo el consumo de la anchoveta, pero también hay que mirar a otros frutos del mar como la pota, el jurel, la caballa, el perico; y de la acuicultura como  langostinos, trucha, tilapia, paiche, entre otros”, dijo.

Asimismo, comentó que el comité que preside en ADEX se reúne con el Produce a fin de  conversar sobre las mejoras en la nueva Ley de Promoción de la Acuicultura, pues los beneficios tributarios que plantea se extienden sólo hasta fines de este año, pese a su importancia en el desarrollo de esa actividad tanto en la Costa, Sierra y Selva.

“Otra de las normas en las que estamos trabajando es sobre el control y vigilancia de los recursos pesqueros en los que hay buenos avances.  Esto demuestra la importancia del dialogo con el Estado con miras a establecer políticas pesqueras hacia el futuro”, afirmó.

Expectativa
Por otra parte, Speziani, indicó que los empresarios del sector tienen expectativas ante al próximo fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el diferendo marítimo con Chile, puesto que de ser favorable para el Perú, se contaría con un espacio acuático valioso que podría aprovecharse.

En ese sentido, destacó la necesidad de desarrollar acciones comunes entre las autoridades pesqueras de ambas naciones para armonizar las cuotas y vedas. “En esa zona hay muchas especies, incluso es parte de la biomasa sur de la anchoveta, que se extiende desde Ático hasta Antofagasta por lo que es preciso cuidarla y preservarla”, culminó.