Vietnam.- Con un rápido aumento del valor de la venta al exterior, el camarón blanco (Litopenaeus vannamei) reta el tradicional dominio del langostino tigre negro (Penaeus monodon) en uno de los principales rubros exportables de Vietnam.

Según estadísticas de la Asociación de Procesadores y Exportadores de Productos Acuáticos de Vietnam (VASEP), los envíos al extranjero del Vannamei totalizaron el año pasado 676 millones de dólares, ocupando el 32,8 por ciento del ingreso nacional por la exportación de los crustáceos.

En mismo período, el langostino de tigre se mantuvo en el primer lugar con un valor de exportación de mil 160 millones de dólares y una proporción del 56,1 por ciento del importe total por las ventas de los camarones.

En 2011, Vietnam encabezó la producción mundial de ese langostino, con un rendimiento de 300 mil toneladas, cifra bien superior a 188 mil y 126 mil toneladas reportada por la India e Indonesia, el segundo y tercero respectivamente en la lista de principales países productores.

Sólo las provincias en el delta del río Mekong produjeron en 2012 unas 281 mil toneladas por una superficie de cultivo de 580 mil hectáreas, de acuerdo con especificaciones de la VASEP.

Sin embargo, según el presidente de la Asociación de Cultivadores de Camarones My Thanh en la provincia sureña de Soc Trang, Nguyen Van Nhiem, el Vannamei sustituyó el Monodon en diversas localidades del propio delta, donde la cría del último sufrió serios daños por epidemias.

Por ejemplo, en Soc Trang, el área de cultivo del camarón blanco se triplicó en un año, de unas dos mil hectáreas en junio de 2012 a seis mil 223 actualmente.

Hoy día, el Delta del río Mekong dispone de 15 mil 727 hectáreas del dicho cultivo, con un rendimiento anual estimado en 77 mil 830 toneladas, en ambos casos el 42 por ciento de los índices nacionales.

Van Nhiem pronosticó que esa tendencia continuará gracias a la capacidad del camarón blanco para adaptarse a las condiciones naturales locales, su corto período de cultivo y alta productividad.

Esta inclinación no sólo se reporta en Vietnam, sino en otros países productores de camarones, incluida la India, que se dedica hace tiempo al cultivo del langostino tigre negro, manifestó.

En la actualidad, China lidera la lista de los productores mundiales de camarón blanco, con un millón 326 mil toneladas, seguido por Tailandia y Ecuador, con 511 mil y 260 mil, respectivamente.

Explicó que el creciente favoritismo hacia estos camarones, más pequeños que el langostino Monodon, en los grandes mercados como Estados Unidos también impulsa ese cambio.

De otra manera, el experimenta cultivador de langostino negro Sau Ngoan, en la provincia sureña de Bac Lieu, apuntó que el camarón blanco requiere mayor inversión en infraestructura y equipamiento.

Advirtió que Vietnam enfrentará además la severa competencia de Tailandia y China, países con más experiencias y tecnologías en el sector.

Fuente: Vietnam Plus