La aplicación por parte del Departamento estadounidense de Comercio de los aranceles antidumping a exportadores vietnamitas de camarón es injusta y contradice el principio de liberalización comercial, así como las buenas relaciones comerciales y la asociación integral entre ambos países.

El vocero de la Cancillería, Le Hai Binh, hizo esa declaración este sábado al responder a preguntas de la prensa acerca de la reacción de Hanoi ante la decisión estadounidense de imponer los recargos tributarios contra esos productos.

Las compañías vietnamitas no practican dumping en el mercado estadounidense, no perjudican y amenazan con hacerlo a la industria de camarón de ese país, afirmó.

Enfatizó que las actividades comerciales entre ambos países deben ser consideradas de forma objetiva y justa para proteger los intereses legítimos de cultivadores, productores, procesadores y exportadores vietnamitas, así como beneficios de consumidores, importadores y distribuidores norteamericanos.

Fuente: Vietnam Plus