Oslo, Noruega.- La cantidad de abastecimiento de salmón a Rusia en el tercer trimestre de 2014, después del embargo de Moscu sobre las importaciones de alimentos de la UE y EEUU, cayeron 0.9% a 32 700 t, informó la empresa noruega Marine Harvest.

“El consumo en Rusia, sin embargo, se mantiene estable a pesar de las sanciones, probando el carácter dinámico del mercado mundial del salmón” dijo la empresa.

Marine Harvest estima que la producción mundial de salmón del Atlántico fue de 511 000 t en el tercer trimestre, un incremento de 12% comparado con el mismo trimestre del año pasado.

Entre los abastecimientos de salmón más rápido se encuentran Chile (28.4%) e Islas Faroe (20.8%). “Las Islas Faroe e Chile, los cuales no han sido impactados por las sanciones, incrementaron sus volúmenes a Rusia” indicó Marine Harvest.

Europa de lejos es el principal mercado para el salmón de Marine Harvest, con un 69% del total de ingresos. La participación de ventas a Rusia se han reducido de 6 a 3% desde el tercer trimestre de 2013 al mismo período de este año, como resultado de la prohibición rusa a las importaciones de salmón de los principales productores europeos, destacó la empresa.

Los ingresos neto de Marine Harvest cayeron 46%, a $31.4 millones, a pesar de un 33% de incremento en las cosechas cuando se le compara con el mismo trimestre del año 2013. Esto se debe principalmente a la caída en los precios después del embargo ruso.

En respuesta a las sanciones de occidente en medio de la crisis de Ucrania, a inicios de agosto Rusia impuso una prohibición de un año sobre las importaciones de carne, cerdo, aves, pescado, queso, frutas, vegetales y productos lácteos de Australia, Canadá, UE, EEUU y Noruega.