Tuxtla Gutiérrez, México.-  Para impulsar la consolidación de la actividad pesquera y acuícola es necesario fomentar el desarrollo de negocios enfocados a la producción de especies de alto valor comercial para los mercados internacionales, destacó el Comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, al señalar que se han identificado grandes oportunidades de inversión no solo para exportar, sino para sustituir importaciones.

Enfatizó que gracias a los recursos naturales de México, caracterizados por más de 11,500 kilómetros de litoral y 6,500 km. cuadrados de lagunas interiores, así como de una infraestructura de 67 puertos pesqueros en ambos litorales en los cuales atracan 2,298 embarcaciones mayores y muelles de desembarque en campos pesqueros donde operan 52,041 embarcaciones ribereñas, la actividad pesquera genera importantes volúmenes de alimentos de gran calidad nutricional.

Al referirse a la infraestructura acuícola nacional, también dio a conocer que existen 9,230 granjas acuícolas de las cuales son 1,447 de camarón, 4,623 de tilapia, 117 de ostión, 146 de carpa, 1,834 de trucha, 353 de bagre y 710 de otras especies.

“Son más de 300,000 personas las que están directamente relacionadas con la actividad en México, de las cuales el 21% están en la acuacultura y el 79% en la captura” dijo ante representantes de empresas del sector agropecuario y compradores de 16 países de América, Asia y Europa, reunidos en el encuentro de ProMéxico Global “Rueda de Negocios Agroalimentarios”.

En este marco, el titular de CONAPESCA hizo un recuento de las oportunidades de negocio que ofrece México en la pesca y acuacultura de exportación y explicó detalladamente los cinco Ejes de Política Acuícola y pesquera impulsados por la administración del Presidente Enrique Peña Nieto.

Dichas políticas, agregó, han dado como resultado un incremento de 2.4 kilogramos per cápita en el consumo de productos pesqueros y acuícolas, así como el crecimiento del 9% en el producto interno bruto del subsector pesquero en el 2014, cifra que muestra a esta actividad como la de mayor dinamismo en el sector primario.

También expuso la evolución del mercado internacional de las principales especies: “En los últimos diez la balanza comercial en la pesca y la acuacultura es positiva, con un sostenimiento en el crecimiento moderado de las exportaciones, y con un incremento dinámico en las importaciones, situación que muestra que la demanda de productos pesqueros está reactivándose, generando una importante oportunidad de negocios para los mexicanos”.

Indicó que México exportó en el último año productos pesqueros y acuícolas, con valor de 1,129 millones de dólares, que representaron el 0.8 por ciento del total de las exportaciones mundiales. El camarón es nuestro principal producto exportado, cuyo destino es EU principalmente, con 21,419 toneladas y un valor de 319.4 millones de dólares.

Remarcó, que la CONAPESCA, entre los diversos esquemas de apoyo sectorial que canaliza al sector productivo, se incluyen aquellos que inciden directamente en las exportaciones, tales como los rubros de modernización de la planta industrial, así como de la flota mayor, el fortalecimiento de las redes de frío, la maricultura, el apoyo a la camaronicultura y a los procesos de agregación de valor e incentivos a energéticos.

En la parte del financiamiento, dijo que hay opciones de la banca de desarrollo como es el factoraje, pignoración y apoyo para almacenes especializados o redes de frio para la comercialización de productos de exportación.

Finalmente dio a conocer que en México se han identificado, en 24 entidades federativas, un total de 20 millones de hectáreas con amplia aptitud acuícola para especies como tilapia, camarón, bagre, peces marinos, almejas, ostiones y carpa entre otras.

Manifestó previamente que como ocurre en la mayoría de los países del mundo, la actividad pesquera de captura o extracción se ha estabilizado y es la acuacultura la que está registrando significativos incrementos.