Escocia.- Las exportaciones de salmón escocés están recuperándose de una caída en el 2015, gracias a la crisis de las algas tóxicas en Chile y el fortalecimiento del kroner noruego.

“Los precios del mercado están fortaleciéndose y la demanda es alta” dijo Scott Landsburgh, presidente ejecutivo de la  Scottish Salmon Producers Organisation, la asociación comercial de los salmoneros, informó el medio Herald Scotland.

La recuperación es una buena noticia para la industria, que registró una caída de 20% en las exportaciones en el 2015, después que Rusia prohibió las importaciones de alimentos europeos.

Una de las razones para la recuperación es que Chile, el segundo mayor exportador de salmón después de Noruega, ha sido golpeada por proliferaciones de microalgas que han asfixiado a los peces por la disminución del oxígeno en el agua. Este evento ha matado a alrededor de 23 millones de peces en Chile.

“Esto representa un daño significativo en su producción” manifestó Landsburgh. “A lo sumo 100 000 toneladas de salmón han sido sacadas del mercado. Los volúmenes de Noruega también se han reducido por algunos problemas relacionados con la producción de piensos. Así que hay un reducido abastecimiento en los mercados, y con la demanda consistente, los precios vienen incrementándose”.

El kroner noruego también se ha empezado a fortalecer, los cual hace que el salmón escocés sea más competitivo con respecto a los productos noruegos.