Chile.- En La Araucanía nacen 2 de cada 5 salmones que son exportados por Chile a los distintos mercados de mundo, envíos que a nivel nacional superan los 3 mil quinientos millones de dólares, siendo el segundo producto más exportado por el país, después del cobre.

Un dato por pocos conocidos es que La Araucanía es la región donde se produce el 40% de las ovas que posteriormente se convierten en alevines y smolts, los que tras una primera etapa de crecimiento son trasladados hasta las regiones del sur para su desarrollo final y posterior procesamiento.

La Araucanía cuenta con 54 pisciculturas industriales que abastecen a los centros de mar con salmón de primera calidad, gracias al uso de ciencia de primera línea, que permite el mejoramiento genético de las principales especies que son cultivadas en los mares australes.

El Intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, conoció en terreno el trabajo desarrollado en ese ámbito por Hendrix Genetics, empresa presente en la localidad de Catripulli de la comuna de Curarrehue, donde se producen 50 millones de ovas al año, lo que representa un 15% del mercado total de ovas de Chile.

En la oportunidad, el Intendente Jouannet destacó la presencia de este tipo de empresas en La Araucanía, generando empleos que ocupan mano de obra local y que llevan adelante sus procesos productivos siguiendo estrictos protocolos en materia sanitaria, ambiental, de seguridad laboral y de calidad.

“Esta es una empresa que trabaja en un contexto medioambientalmente sustentable, trabaja con un receptor de agua de una vertiente del mismo terreno, que es devuelta a su curso natural una vez que es utilizada, respetando el medio ambiente, tal como lo indican los informes de la seremi respectiva. Tenemos además la tecnología, con una cantidad importante de nuevas aplicaciones para mejorar los procedimientos, con una inversión de casi 8 millones de dólares que favorecen a la empresa nacional y local, por lo que nos enorgullece tener este tipo de empresas en la región, por lo que queremos visitarlas, impulsarlas y estimularlas, porque creemos que en la medida que ellas crezcan ayudan a nuestra región”, afirmó el jefe regional.

El Director Territorial de Salmón Chile, Tomás Monge, afirmó que la presencia de la industria del salmón permite que en La Araucanía se generen mil 200 puestos de trabajo de forma directa y alrededor tres mil 400 indirectos. “Un 30% son empleos femeninos, con un gran porcentaje de contratación de personas locales, lo que para nosotros es muy relevante”, detalló.

Monge explicó que a nivel local se llevan adelante las primeras etapas de toda la cadena de producción de salmones. “En esta región lo que se hace es la fase primaria, y una vez que ya están en condiciones de irse al mar —que se llama estado de esmoltificación— se van a los mares de Chiloé, Aysén y Magallanes. Es una cadena que parte en esta región, porque en las otras regiones es donde se cultivan los peces en el mar, que luego son faenados en las plantas de procesamiento”, detalló.

Por su parte, el Gerente General de Hendrix Genetics, Rodrigo Torrijo, sostuvo que la empresa —de capitales holandeses— se destaca por ser líder a nivel mundial en mejoramiento de genética animal, proveyendo en este caso de salmones que permiten una mejor y mayor productividad en la industria nacional.

“Esto vendría a ser como la maternidad del salmón, porque en estas instalaciones criamos a los peces reproductores, que pasan cuatro años hasta que llegan a ser reproductores maduros. El producto de estos reproductores son las ovas mejoradas genéticamente, las que posteriormente y ya como peces smolt se van al mar, terminando el ciclo en centros de producción desde la Décima hasta la Duodécima regiones”, contó el Gerente General de Hendrix Genetics.

La empresa se encuentra en la etapa final de ampliación de la planta de producción, que ha significado una inversión de más de 8 millones dólares, a los que se suma un aporte de Corfo de 700 mil dólares para la concreción del Centro de Mejoramiento Genético Catripulli. “La empresa cuando decide hacer esta inversión en Chile es porque ve los fundamentos de la industria, y los fundamentos son sólidos, ya que el crecimiento de la producción de peces en el mundo está dado por la acuicultura; la pesca no puede crecer, todo lo contrario, en el mejor de los casos lo más probable es que se mantenga, por lo que la producción de salmón en Chile es una industria que, superando los problemas que hoy existen, tiene un futuro promisorio”, afirmó Rodrigo Torrijo.

En tanto, el Seremi de Economía, Cristian Salas, destacó que el proyecto impulsada por Hendrix Genetics, con apoyo del sector público, viene a desmentir a quienes afirman que en La Araucanía no se registra inversión privada, que además repercute de forma positiva para la segunda industria en importancia para el país. “Esta empresa en particular participó de un programa Corfo que se llama Iniciativa de Fondos de Inversión (IFI), que lo que hace de alguna manera es acelerar la inversión planificada. Lo que hemos logrado es tecnificar en forma importante lo que es la producción de ovas, lo que es un aporte no sólo para la producción regional, sino que para lo que significa la producción nacional de salmones. Este es un programa que apalancó $700 mil dólares por parte del gobierno, el resto es inversión privada, que es súper importante para la región, que bordea los 8 millones dólares y que desmitifica el que no se está invirtiendo en La Araucanía”, dijo.