LONDRES, Reino Unido.- El nuevo informe “Our Future with Fish” de comercio minorista Sainsbury entrega valiosa información sobre la tendencias de compra de alimentos de origen acuático por parte de los consumidores del Reino Unido.

De acuerdo con el medio SeafoodSource, el informe determinó que los británicos han ampliado su rango de especies y consumen 2% más de pescado per capita que lo registrado en el año 1975, pero que sus decisiones de compra son influenciadas por los que ven en la televisión y en la internet.

Con la fuerte cultura en el país de la celebridad de los chefs, no es ninguna sorpresa de que el informe, elaborado por la empresa de investigación de mercado Future Foundation, encontró que casi la mitad de los adultos del Reino Unido dijo que la forma en que cocinan y comen pescado es influenciada por estas personalidades de la televisión; y el 35% informó que han sido influenciados por los documentales de televisión sobre la pesca.

En comparación, sólo el 24% de las personas encuestadas se sentía directamente influenciada por los supermercados para su elección de pescado. Esto muestra que las cadenas de supermercados del país  tienen influencia y que sus esfuerzos en gran parte no han sido reconocidos.

Los supermercados son la principal puerta para que los alimentos de origen acuático ingresen al Reino Unido, con una participación del 87% del mercado en términos de gasto del consumidor. Según la Future Foundation, los supermercados tienen un considerable poder para influenciar las elecciones de compra de una gran proporción de sus clientes. El informe también encontró que las campañas minoristas están cada vez más “conectados” a la cultura popular, frecuentemente a través del apoyo o participación de celebridades, incluido los chefs de la televisión.

“Estas conexiones ayudar a hacer los mensajes mas fuertes y duraderos, y puede cambiar dramáticamente el comportamiento de compras” destacó el informe, pero este aconseja que las campañas deben incluir promociones dentro de la tienda, redes sociales, la televisión tradicional y medios impresos.

“Los mensajes deben conectarse con los sentimientos de los consumidores todos los días, las preocupaciones y motivaciones, y la vinculación con las tendencias culturales”.

El informe determinó que el interés sobre nutrición, sostenibilidad y procedencia es creciente, y Future Foundation dijo que el desafío para los minoristas es fomentar el interés en más alternativas, pescado sustentable y en proveer información que ayude a los compradores a elegir y cocinar pescado con confianza.

“A menudo los problemas son complejos. Esto presenta un desafío: cómo comunicarse con los cliente de una manera que los haga sentir cercanos a los problemas y medidas que ellos quieren tomar. Si ellos se sienten abrumados con el detalle, el riesgo es el enfoque 'ignorar y no hacer nada'”.

Sin embargo, la ampliación de los hábitos de compra de los consumidores en el Reino Unido será una buena noticia para los minoristas y un respaldo para las campañas de las tiendas como el “Switch the Fish” de Sainsbury, que fue lanzado en junio del año pasado.

El informe indica que “la superación de nuestra resistencia innata” a probar cosas nuevas es cada vez más fácil; los niños y adultos del Reino Unido cada vez están más dispuestos a probar nuevos alimentos.

“Nuestra creciente actitud a comer de forma más cosmopolita es un impulsor fundamental de la asimilación del pescado alternativo, lo que garantiza un vivo interés en el pescado alternativo en los próximos años”.

“Además del estilo de vida cosmopolita, se debe incluir al precio. Mientras que los pescados alternativos no son necesariamente más baratos, especies como el abadejo y coley son alternativas más rentables, y esto será un factor importante en el aumento de los niveles de consumo en el futuro”.

Si esta tendencia se convierte en alternativa de las especies a largo plazo, podría proporcionar un empuje necesario para la flota pesquera del Reino Unido, que se encuentra cada vez más preocupada por la crisis en los mercados tradicionales de exportación.

Volúmenes considerables de pescado de captura del Reino Unido es embarcado a España, Portugal e Italia, donde obtienen mejores precios. Pero la crisis en la Eurozona, sumado a la debilidad del euro en comparación con la libra, han provocado una dramática disminución en el comercio.

Puede descargar el informe aquí.