EEUU.- Algunos camaroneros del Carolina del Sur esperan beneficiarse de la campaña de Food and Drug Administration (FDA) sobre el camarón de crianza y otros alimentos de origen acuático que provienen de China, debido a que las pruebas han determinado que los productos están contaminados con medicamentos no aprobados.

“Todo lo que detenga la importaciones, será la mejor cosa que le pueda pasar a nuestra industria” dijo Lonnie Golden de Fripp Point Seafood, Presidente de la South Carolina Shrimpers Association.

La FDA anunció el jueves de la semana pasada que varios tipos de productos de origen acuático (camarón de cultivo, bagre, pangasius y dace) chinos serán impedidos de ingresar a EEUU hasta que prueben que no están contaminados.

La agencia dijo que no había riesgos inmediatos para la salud, pero el anuncio se da en medio de varios escándalos que envuelven a los productos de China.

“Para mi, esto indica que nuestro gobierno esta haciendo su trabajo” dijo Eddie Gordon, director ejecutivo de American Wild Shrimp Inc. “Pienso que esta es una buena noticia”.

“Esto también puntualiza a nuestros consumidores que hay una diferencia en los camarones, y espero que ellos miren a los etiquetados como Wild American” dijo Gordon.

La etiqueta Wild American Shrimp es un programa de certificación financiado por el gobierno para el camarón silvestre. Algunos camaroneros locales participan en el programa, el cual requiere un entrenamiento en estándares de calidad.

Los camarones locales han sostenido por año que las importaciones de camarón de bajo precio de Asia están afectando sus negocios. Las importaciones ahora representan el 90% del camarón vendido en EEUU, y el camarón de cultivo chino ha disminuido ligeramente su abastecimiento a EEUU.

Las evaluaciones realizadas en 2006-07 “repetidamente encontraron que los alimentos de origen acuático de cultivo procedentes de China estaban contaminados con agentes antimicrobianos que no han sido aprobados en EEUU” dijo la FDA. Se sospecha que varios de estos agentes son carcinógenos.

“Cuando ellos (consumidores) ven esto en las noticias, esto capta su atención” dijo Golden. “Esperamos que esto haga la diferencia”.

El National Fisheries Institute, que representa a los importadores de alimentos de origen acuático, entre otros, indicó que la FDA debe tomar acciones para asegurar que las naciones que exportan a EEUU cumplan con la regulaciones de seguridad de los alimentos.

La organización dijo que no se debe esperar la detección y pruebas de las importaciones chinas para interrumpir el abastecimiento de alimentos de origen acuático a la nación.

La FDA describe la nueva política como una medida precautoria.

“La FDA cree que el riesgo para los consumidores de EEUU debido a estos medicamentos en los productos de alimentos de origen acuático de China es mínima, y no representa un riesgo inmediato para la salud pública” dijo la agencia en una hoja informativa publicada en su pagina web.

No hay informes de enfermedades, y la FDA indicó que si las personas tienen algunos productos de alimentos de origen acuático en sus congeladoras, no hay razón para devolverlos.